Derecho de visitas limitado, las visitas tuteladas y los puntos de encuentro familiar

Autor:María Luisa Zamora Segovia - Concepcion Nieto-Morales - Susana Hernando Ramos - María Rosario Torres Reviriego
Páginas:124-125
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 124

A veces es necesario limitar o controlar el régimen de visitas, como pueden ser las situaciones de violencia de género que hemos visto anteriormente, adicciones del progenitor no custodio, problemas psiquiátricos del progenitor no custodio, no contacto previo del menor con el progenitor no custodio, y otras.

Puede ser solo en la entrega y recogida del menor o a lo largo del desarrollo de las visitas.

En estos casos las visitas sin tutelar no son posibles, pero en interés del menor debe mantenerse el contacto con el progenitor no custodio, pero garantizando la seguridad de este. En la visita existe un intermediario que garantiza la seguridad del menor, que no se le irrogue ningún perjuicio en las mismas. Es un tercero que puede ser un familiar o allegado o un profesional del Punto de Encuentro Familiar. También es posible determinar solo la entrega y recogida de un y a un tercero, por distintas causas, llevándose a cabo las visitas sin limitación alguna excepto en el momento de la recogida o entrega.

Un Punto de Encuentro Familiar es un recurso social especializado, que tiene como fin garantizar el derecho de los menores a relacionarse con sus progenitores o familiares, con los que no conviven. Es un espacio físico donde existe un equipo de profesionales que trabajan para normalizar unas relaciones familiares no normalizadas o afectadas por alguna medida de protección, y donde puedan llevarse a cabo las visitas en un ambiente de seguridad y bienestar.

Es una intervención de carácter temporal.

Los Puntos de Encuentro Familiar son puntos de intermediación, que normalmente funcionan igualmente para la entrega y recogida de los menores cuando no se encuentra un tercero de confianza que pueda hacerlo y aun existiendo este tercero la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA