Derecho privado

Páginas:157-167
RESUMEN

Concurso televisivo: contrato de juego. Eliminación de los concursantes. Readmisión por dudas en el fallo del jurado. Falta de consentimiento voluntario y libre por no informado. Y condena a las empresas televisivas. Sentencia del juzgado de 1.ª instancia n.º 13 de madrid de 27 de noviembre de 2002. Magistrado: Sr. Rodríguez San Vicente. Fundamentos de derecho.... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

    Sección coordinada por Miguel Ruiz Muñoz, Profesor Titular de Derecho Mercantil, con la colaboración de María del Mar Andreu, Luz M.ª García y Carmen Martínez.


Page 157

Concurso televisivo: contrato de juego Eliminación de los concursantes. Readmisión por dudas en el fallo del jurado. Falta de consentimiento voluntario y libre por no informado. Y condena a las empresas televisivas
Sentencia del juzgado de 1ª instancia nº. 13 de madrid de 27 de noviembre de 2002. Magistrado: Sr. Rodríguez San Vicente
Fundamentos de derecho

Primero. Alegan los actores que previamente convocados acudieron el día 10 de noviembre de 2000 a los estudios de Televisión Española, S.A. (TVE), en Prado del Rey, a grabar el programa-concurso Audacia, que se emitía por la primera cadena los jueves a las 22 h. Y que era producido por la codemandada Pearson Televisión Spain, S.L.

El citado concurso Audacia consistía en que por parte de cinco concursantes que no se conocían se respondiera correctamente a una serie sucesiva de preguntas, consiguiendo en cada acierto una cantidad cada vez mayor de dinero 100.000 ptas., 500.000 ptas., 1.000.000 de ptas., etc., así hasta el premio tope de 100.000.000 de ptas.

Tras cada respuesta acertada, el líder del equipo podía optar por plantarse y quedarse con la cantidad ganada o continuar concursando, debiendo responder el equipo a una nueva pregunta y ganar, si se acierta, una cantidad superior o perder todo lo acumulado hasta entonces, si se falla la respuesta.

Segundo. Tras firmar las bases del concurso redactadas ante notario, al llegar a los 5.000.000 de ptas., D. Gonzalo D. A., superó esa fase concursal y obtuvo por ello un premio extra de 100.000 ptas. Y «un lingote», que suponía disponer de una participación más sobre el premio total que consiguiera el equipo concursante. A los cuatro concursantes que alcanzaron la fase de concurso que concedía un premio de 10.000.000 de ptas., se les formuló la pregunta siguiente: «¿Qué cuatro de los siguientes tipos de uva procede de viñedos españoles?». Las opciones eran las siguientes: Verdejo, Prieto Piculo, Palomino, UII de Lebre, Merlot y Garnacha. Los demandantes contestaron Palomino, UII de Lebre, Garnacha y Prieto Picudo. La dirección del programa comunicó a los concursantes que las respuestas eran correctas excepto la de Prieto Picudo, que era errónea ya que esa uva procedía de viñedos portugueses, eliminando al grupo que perdió todo lo ganado, salvo las 100.000 ptas. Que el Sr. D. A. había ya conseguido y que le fueron abonadas.

Tercero. Aducen los actores que el 21 de noviembre de 2000 la dirección del programa les llamó, comunicándoles que habían sido convocados una vez más para una nueva grabación del citado concurso, concediéndoles una nueva oportunidad de ganar 10 millones de pesetas que supuestamente habían fallado por haber «caído muy bien» a la redacción-dirección del programa. Se les dijo que acudieran el día 1 de diciembre de 2000 a los estudios de TVE con la misma ropa que en la primera grabación del concurso.

El concursante, hoy demandante, D. Alberto M. G., desconfiando del motivo aducido para esa nueva oportunidad investigó la corrección de la pregunta relativa a la uva Prieto Picudo y pudo constatar que dicha uva era de procedencia leonesa, llegando a obtener una botella de ese vino, perfectamente etiquetada con indicación de origen español y llevándola al programa y entregándola a su director, D. Fernando N.

Cuarto. El Sr. No., una vez en los estudios de Prado del Rey, les informó que habían comprobado que existía cierta documentación que afirmaba que la uva Prieto Picudo procedía de viñas españolas, aun cuando lo único cierto y veraz era que su origen era portugués, pero para evitar problemas lo mejor para todos era montar sobre la primera grabación una nueva grabación a partir de la pregunta de los 10 millones de ptas.

En tal sentido, se formuló a los concursantes la siguiente pregunta valedera para el premio de 10 millones de ptas.: «¿Qué cuatro Comunidades Autónomas dedican una mayor superficie al cultivo de la vid en el año 1999? Las respuestas posibles eran: Galicia, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, La Rioja, Extremadura y Castilla y León. Los concursantes erraron la respuesta, volvieron a perder los cinco millones de pesetas que llevaban acumulados.

Los actores atribuyen el hecho de aceptar la artimaña de TVE de grabar nuevamente el programa-concurso al pequeño margen de reacción concedido, a la ilusión de concursar de nuevo por lo que creían haber perdido «justamente», a la desorientación, nerviosismo y aturdimiento padecido en los estudios de grabación y a la rotunda y clara explicación de TVE de la real y cierta procedencia portuguesa de las uvas de Prieto Picudo.

Quinto. Fue en este momento cuando el concursante, Sr. M. G. informó a sus compañeros de la procedencia leonesa de la uva, comenzando ellos también individualmente a recabar información, constatando la burda manipulación a la que les había sometido TVE, que conocedora del error había optado por silenciar lo ocurrido, superponiendo una nueva grabación.

Page 158

En vez de poner de manifiesto su error y ofrecer a los concursantes una nueva grabación, se debió tener por correcta la respuesta dada a la uva Prieto Picudo pudiendo optar esto o bien por quedarse con los 10 millones de pesetas ganados o bien por jugarse esa cantidad frente al premio de 20 millones de pesetas correspondientes a la siguiente pregunta.

Alegan los actores que de las fuentes por ellos consultadas resulta sine dubio que la uva litigiosa encuentra su feudo en la región de Valdevimbre, Los Oteros, provincia de León. Así lo acredita el ilustre enólogo Dr. Ingeniero Agrónomo, D. Luis Hidalgo Fernández-Caro, quien aporta reseña bibliográfica (doc. núm. 9), documentación remitida por el Sr. Alcalde de Pajares de los Oteros (doc. núm. 10), D. Pedro González Mitelbrunn, Coordinador General del vino Tierra de León (doc. núm. 11), Reglamento CCE, núm. 3201/90 de la Comisión, de 16 de octubre de 1990, sobre modalidades de aplicación para la designación y presentación de los vinos y mostos de uva (doc. núm. 12), carta del Alcalde León, D. Álvaro Amilivia González (doc. núm. 13), II Jornadas Enológicas del Ayuntamiento de Valdevimbre celebradas los días 12 a 17 de marzo de 2001, dedicadas especialmente a la uva de Prieto Picudo (doc. núm. 14) y así resulta de los documentos 15, 16, 17, 18, 19, 20 y 21, que sin el menor género de duda la uva Prieto Picudo es de procedencia leonesa.

Ante tan ingente información que asegura el origen español de la controvertida uva, los actores requirieron a TVE a fin de evitar que emitiera la segunda grabación, obtenida, a su entender, en forma torticera.

En consecuencia, los actores en los presentes actos reclaman de las entidades demandadas, las cantidades de 1.500.000 ptas. En concepto de daño moral, 500.000 ptas. Para cada uno de ellos y 8.000.000 millones de ptas. por el perjuicio económico sufrido, de los cuales 4.000.000 de ptas. corresponden a D. Gonzalo D. A., 2.000.000 de ptas. para D. Iván M. S. de V. y 2.000.000 de ptas. para D. Alberto M. G.

Sexto. Las entidades demandadas ponen de relieve que tras la primera grabación los concursantes abandonaron los estudios satisfechos de su participación y del resultado del concurso. Ante las dudas surgidas con posterioridad sobre la procedencia de la uva Prieto Picudo y en el deseo de dar un trato equitativo a los concursantes de les ofreció otra oportunidad, proponiéndoles repetir el juego redactando una nueva pregunta del mismo nivel de dificultad y sobre el mismo tema.

Se les citó en los estudios el 1 de diciembre de 2000 y se les informó que ante las dudas suscitadas podían o impugnar la decisión y TVE estudiaría su reclamación o concursar de nuevo. Los demandantes de común acuerdo optaron por esta última solución y volvieron a fallar la pregunta, abandonando el plató sin manifestar discrepancia alguna.

La decisión fue tomada sin presión alguna y disponiendo de tres horas los concursantes para madurarla.

Las demandadas no admiten que la uva Prieto Picudo era indudablemente de origen español y conociendo que sobre este extremo existe controversia era por lo que concedió una segunda oportunidad a los concursantes. Mantienen que para formular la pregunta consultaron dos fuentes: Guía Internet de los Vinos de España y el Glosario Vitivinícola, que atribuyen origen portugués a la variedad Prieto Picudo, aun cuando se reconoce su arraigo leonés.

Niegan la existencia de vicio en el consentimiento de los demandantes y no admiten la existencia de daños morales, entendiendo que no pueden ir contra sus propios actos al haber aceptado concursar por segunda vez.

Séptimo. Nos encontramos en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA