Denegación al amparo solicitado por la letrada Inmaculada Moreira

Autor:Moisés Gamaza
Cargo:Abogado
Páginas:7 - 11
RESUMEN

En estas páginas, teníamos recientemente la oportunidad de informar sobre el Recurso de Amparo Constitucional promovido por la Letrada, Inmaculada Moreira Pérez, así como por nuestro Colegio, bajo la Dirección Jurídica del Letradodesignado por la Junta de Gobierno y Vicedecano del Colegio, José M. Jareño Rodríguez Sánchez, frente al Acuerdo de la Sala de Gobierno del Tribunal de Justicia de Andalucía de fecha 5 de octubre de 1999, por el que se confirmaba el también Acuerdo del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Sanlúcar de Barrameda, de fecha éste, 11 de mayo de 1999. Por refrescar la memoria: en las diligencias preliminares tramitadas en la citada instancia, en el curso de la práctica de prueba de confesión de la parte actora (eran 22 personas), en la práctica de confesíon de uno de los patrocinados de la Letrada recurrente, ésta solicita que consten en el acta las explicaciones dadas por dicho confesante. La petición es rehusada por el Juzgador quien a su vez llama al orden a la Letrada, "por interrumpir la declaración del confesante". Concluida la práctica de la prueba, la Letrada se niega a firmar el acta, intentando escribir en ciertos extremos sin autorización (anotando las siguientes palabras): "disconformidad con la redacción del el juez", considerando improcedente dicha actuación, acuerda sancionar a la Letrada con una multa de 50.000 pesetas. Conforme al trámite prevenido en el artículo 448 y ss. de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), se formulan alegaciones frente a dicha sanción, incoando el Juzgado la apertura de expediente gubernativo que finalmente se resuelve, confirmando la sanción a través del Auto de 19 de mayo de 1999, confirmando la sanción impuesta. Frente a la anterior resolución la Letrada recurre en alzada ante la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que dicta el Acuerdo ya reseñado desestimado íntegramente el recurso interpuesto. Pues bien, el pasado 12 de abril de 2002, la Sala Primera del Tribunal Constitucional compuesta por los magistrados: Manuel Jiménez de Parga y Cabrera, Presidente, Fernando Garrido Falla, María Emilia Casas Baamonde, y los magistrados de carrera, Pablo García Manzano, Javier Delgado Barrio y Roberto García Calvo y Montiel, dictan sentencia denegando el amparo solicitado. Durante el trámite de amparo, el Ministerio Fiscal formula su escrito de alegaciones en el que si bien rechaza que las resoluciones impugnadas hayan infringido los principios de legalidad y de presunción de inocencia, derecho de defensa, así como que se haya lesionado el derecho a un proceso con todas las garantías en relación con el derecho a utilizar los medios de prueba (todos ellos referidos en el recurso); por el contrario, estima quelas resoluciones impugnadas han infringido los derechos fundamentales a la libertad de expresión en el ejercicio del derecho de defensa y a la tutela judicial efectiva, en cuanto canon de motivación reforzadao exigido por el propio Tribunal Constitucional (TC) <SSTC 157/1996 y 113/2000>, “lo decisivo –señala el Ministerio Público–, es que el órgano judicial impuso una corrección disciplinaria sin ponderar adecuadamente las circunstancias del caso… la Letrada actuó en defensa de los derechos de sus patrocinados y aunque su actuación fuese incorrecta procesalmente, se condujo en todo momento de forma respetuosa con el Juzgado, sin emplear en modo alguno términos injuriosos o vejatorios; en fin… la imposición de una corrección disciplinaria representa una injustificada y desproporcionada limitación del derecho de defensa”. A continuación resumiremos las razones esgrimidas en la Sentencia de amparo, en su tratamiento de cada argumento alegado en el recurso: a) Supuesta... (ver resumen completo)


    • Este documento está disponible en versión original sólo para clientes de vLex

      Consulta este documento y prueba vLex durante 7 días
    • PRUÉBALO