Defraudaciones

Autor:José Manuel del Amo Sánchez
Cargo del Autor:Magistrado de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 6ª Penal
Páginas:155-312
 
EXTRACTO GRATUITO
6. DEFRAUDACIONES
El capítulo VI del CP de 1995 tipifica las defraudaciones. En sus
cuatro secciones se tipifican una amalgama de delitos que, a dife-
rencia de los delitos de sustracción o apoderamiento, no sólo afec-
tan al patrimonio particular de las personas físicas y jurídicas sino
también al orden socioeconómico que también sirve de pórtico al
título XII I del Libro II del código punitivo. El buen desarrollo del
tráfico económico, la debida formación y ejecución de los negocios
o el correcto ejercicio de la administración de los patrimonios aje-
nos es objeto de estos delitos. No obstante, y pese a que en los de-
litos de administración desleal y de apropiación indebida de las
secciones 2ª y 2ª bis del capítulo se remiten en su penalidad a la es-
tafa de la sección 1ª, se trata de delitos con sustantividad propia,
aunque pueden darse zonas difusas que en ocasiones dificultan la
aplicación de estos tipos penales.
La reforma del Código Penal por la Ley Orgánica 1/2015 ha mo-
dificado el capítulo en profundidad. La derogación del art. 295 CP,
que cast igaba la admin istración desleal societaria, y su traslado,
ahora como administración desleal de cualquier patrimonio ajeno,
al art. 252 CP, que integra la sección 2ª, ha supuesto no sólo una
nueva tipificación de esta conducta sino que, como efecto propio de
esta nueva regulación, ha provocado que el delito de apropiación
indebida ahora se presente con unos perfiles en apariencia diferen-
tes, aunque la jurisprudencia, como se expondrá, ha matizado esos
efectos derivados de la reforma.
6.1. ESTAFA
El delito de estafa, como también sucede en parte con el delito
de robo, tiene una sistemática en la ley penal diferente a la que se
da en la mayoría de los delitos. El art. 248 CP define la conducta tí-
pica y el art. 249 CP fija la penalidad, al tiempo que tipifica el delito
leve de estafa, que se aplica cuando la cuantía de lo defraudado no
excede de 400 euros. El art. 250 CP recoge los subtipos agravados
- 155 -
HURTOS, ROBOS Y DEFRAUDACIONES
DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO_Maquetación 1 23/02/21 15:53 Página 155
con un apartado 2 en el que se establecen dos supuestos de hipe-
ragravación. El art. 251 CP tipifica las llamadas estafas impropias.
Y, finalmente, el art . 251 bis CP fija la cláusula general de autoría
del delito de estafa por la persona jurídica conforme al sistema de
numerus clausus que determina el art. 31 bis CP.
Estafa propia
Art. 248 CP: “1. Comete n estafa los que, con ánimo de
lucro, utilizaren engaño bastante para producir error
en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición
en perjuicio propio o ajeno.
2. También se consideran reos de estafa:
a) Los qu e, con ánimo de lu cro y valiéndose de alguna
manipulación informática o artificio semejante, consi-
gan una transferencia no consentida de cualquier ac-
tivo patrimonial en perjuicio de otro.
b) Los que fabricaren, introdujeren, poseyeren o facili-
taren programas informáticos específicamente destina-
dos a la comisión de las estafas previstas en este
artículo.
c) Los que utilizando tarjetas de crédito o débito, o che-
ques de viaje, o los datos obrantes en cualquiera de
ellos, realicen operaciones de cualquier clase en perjui-
cio de su titular o de un tercero.
El apartado 1 tipifica la estafa clásica con los elementos esen-
ciales del engaño bastante que produce error en otro, el ánimo de
lucro y el acto dispositivo perjudicial para el patrimonio del dispo-
nente o de un tercero que había inaugurado en el código derogado
la reforma operada por la Ley Orgánica 8/1983, de 25 de junio.
Junto a la estafa común ya el Código de 1995 en su redacción origi-
naria incluyó la estafa informática a través de la cual se obtiene una
ilícita transferencia patrimonial. Posteriormente, la reforma de la
Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, complementó la estafa
informática en el apartado 2.a) con la sanción de las conductas pre-
- 156 -
HURTOS, ROBOS Y DEFRAUDACIONES
DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO_Maquetación 1 23/02/21 15:53 Página 156
paratorias relativas a los programas de ordenador para la comisión
de esa estafa informática. La reforma de la Ley Orgánica 5/2010, de
22 de junio, introdujo el apartado 2.c) en el que, como se expondrá,
se quiso zanjar definitivamente la cuestión de la tipificación de las
conductas de utilización ilícita de tarjetas de crédito y débito, que
había dado lugar a interpretaciones divergentes en la práctica de
los tribunales.
El legislador así ha optado por tipificar una conducta defrau-
datoria genérica junto a dos manifestaciones concretas de la misma,
la estafa informática y la que se comete mediante un uso indebido
de las tarjetas bancarias, cuya particularidad se explica no sólo por
la facilidad comisiva que entraña el uso ilícito de la informática y
de esas tarjetas sino, principalmente, porque en estas modalidades
concretas de estafa, en la mayoría de los casos, no hay una relación
directa entre el sujeto activo y el disponente engañado.
Tipo básico
La definición del tipo básico, como se ha dicho, incluye los ele-
mentos que caracterizan el delito de estafa. El ánimo de lucro es
inherente al delito como lo es, en general, para los delitos patrimo-
niales; se trata así de un delito que sólo puede cometerse mediante
dolo aunque, como se verá, no se exige que el dolo sea directo ya
que cabe el eventual. El elemento esencial que define la estafa es el
engaño bastante que causa error en el disponente. Este elemento
caracteriza el delito y determina el ámbito de las conductas que en-
cajan en el tipo. La conceptualización del engaño bastantedelimita
el delito desde los principios propios del derecho penal democrá-
tico. Y en este punto hay que recordar que en el ámbito del contrato
o, en general, del negocio jurídico son vicios del consentimiento el
dolo o el error. Así resulta que el dolo o el error civiles que emplea
uno de los contratantes no comportan “per se” la comisión de un
delito de estafa. Es necesario ese plus que exige el derecho penal
para castigar aquellas conductas ilícitas que no tienen su debida
sanción en las normas no penales. Se trata así de establecer cuándo
- 157 -
HURTOS, ROBOS Y DEFRAUDACIONES
DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO_Maquetación 1 23/02/21 15:53 Página 157

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA