El deber general de información de los aseguradores a los tomadores, asegurados y beneficiarios

Autor:María Jesús Peñas Moyano
Cargo:Profesora Titular (Catedrática acreditada) de Derecho Mercantil de la Universidad de Valladolid
Páginas:321-340
RESUMEN

El deber de informar a los asegurados que corresponde al asegurador aparece recogido únicamente en la normativa de supervisión, sin reflejo alguno en las normas que regulan el contrato de seguro. En concreto, se considera como una conducta de mercado y las únicas consecuencias relativas a su incumplimiento tienen una naturaleza administrativa. Una protección del asegurado más completa reclama... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
SUMARIO: I. EL DEBER DE INFORMACIÓN DE LOS ASEGURADO-
RES COMO CONDUCTA DE MERCADO. 1. Significado. 2. Régimen jurí-
dico. II. EL DEBER DE INFORMACIÓN DE LOS ASEGURADOS COMO
MECANISMO DE PROTECCIÓN DEL TOMADOR/ASEGURADO. 1.
Momento del cumplimiento del deber. 2. Alcance del ámbito objetivo de la
obligación de información. III. CONSECUENCIAS DEL INCUMPLIMIEN-
TO. 1. Administrativas. 2. Resolución unilateral del contrato y posible inefica-
cia contractual. IV. BIBLIOGRAFÍA CITADA.
RESUMEN: El deber de informar a los asegurados que corresponde al ase-
gurador aparece recogido únicamente en la normativa de supervisión, sin re-
flejo alguno en las normas que regulan el contrato de seguro. En concreto, se
considera como una conducta de mercado y las únicas consecuencias relativas
a su incumplimiento tienen una naturaleza administrativa. Una protección del
asegurado más completa reclama también su inclusión entre las obligaciones
contractuales del asegurador junto a las consecuencias por su posible incumpli-
miento. Ante esta falta de esta regulación se ha de acudir a soluciones jurídicas
de carácter general.
ABSTRACT: The duty to inform the insureds which corresponds to the in-
surer appears only in the supervision regulations, without any reflection in the
rules that regulate the insurance contract. Concretely, it is considered as a mar-
R.E.S. 2017, 171-172
EL DEBER GENERAL DE INFORMACIÓN DE
LOS ASEGURADORES A LOS TOMADORES,
ASEGURADOS Y BENEFICIARIOS
MARÍA JESÚS PEÑAS MOYANO. PROFESORA TITULAR (CATEDRÁTICA
ACREDITADA) DE DERECHO MERCANTIL. UNIVERSIDAD DE VALLADOLID
María Jesús Peñas Moyano
322
R.E.S. 2017, 171-172
ket conduct and thus the only consequences related to its non-compliance have
an administrative nature. A more complete protection of the insured demands
their inclusion between the contractual obligations of the insurer together with
the consequences for possible breach. In the absence of this regulation, we must
resort to general legal solutions.
PALABRAS CLAVE: Asegurador, deber de información, protección del
asegurado, incumplimiento del deber
KEY WORDS: Insurer, information duty, insured’s protection, duty´s
breach
I. EL DEBER DE INFORMACIÓN DE LOS ASEGURADORES COMO
CONDUCTA DE MERCADO:
1. Significado
Entre las condiciones de ejercicio1 de la actividad aseguradora se encuentran
un conjunto de actuaciones que la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación,
supervisión y solvencia de entidades aseguradoras y reaseguradoras (LOSSEAR)
ha venido a denominar conductas de mercado, en el capítulo VII de su título
III.
El legislador español ha utilizado para aglutinar este conjunto de situacio-
nes una terminología que no aparece en la directiva Solvencia II (directiva
2009/138/CE, de 25 de noviembre), y que a veces parece semejarse a un cajón
de sastre por contener medidas de obligado cumplimiento a tener en cuenta,
1 Tales condiciones aparecen reguladas en el Título III de la LOSSEAR y constituyen una de las fases
de la vida ordinaria de las entidades aseguradoras y reaseguradoras para poder ejercer su actividad con
suficientes garantías tanto para los asegurados como para el mercado en general. Con ellas pretende
fundamentalmente salvaguardar la solvencia de las entidades para que la inversión del ciclo de ingresos
y gastos que supone esta actividad, no impida que puedan estar en condiciones de hacer frente a las
indemnizaciones pactadas a través de la celebración de los correspondientes contratos de seguro, lo que
se consigue a través de la correspondiente intromisión del legislador en este mercado elaborando unas
directrices ordenadoras de la actividad, como es el caso, que han de mantenerse a lo largo del ejercicio de
la misma. Estas condiciones de ejercicio constituyen además la base para que la autoridad de supervisión
pueda llevar a cabo la labor que tiene encomendada, sin perjuicio del conjunto de normas que la regulan,
cuestión ampliamente regulada en la LOSSEAR en su Título IV, y que permite justificar el sometimiento
de la actividad de las entidades aseguradoras a un régimen de supervisión pública. Sobre estas condicio-
nes, vid., ANGULO RODRÍGUEZ, L., “Condiciones para el ejercicio de la actividad aseguradora”, AA
VV, Estudios y comentarios sobre la Ley de Ordenación y Supervisión de los seguros privados, Fundación Mapfre
Estudios, Madrid, 1997, págs. 119 y 120. Igualmente, NUÑEZ LOZANO, Mª C., Ordenación y supervisión
de los seguros privados, Marcial Pons, Madrid, 1998, pág. 155.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA