¿Debe el médico informar a tráfico cuando su paciente pierde las capacidades físicas o psicológicas para la conducción? Un dilema entre la confidencialidad y el secreto profesional

Autor:María Teresa Vidal Candela
Páginas:372-372
 
EXTRACTO GRATUITO
RESÚMENES DE LAS COMUNICACIONES-BIOÉTICA Y SALUD
CUADERNOS DE BIOÉTICA. 2019; 30(100): 331-391
372
¿DEBE EL MÉDICO INFORMAR A TRÁFICO CUANDO
SU PACIENTE PIERDE LAS CAPACIDADES FÍSICAS
O PSICOLÓGICAS PARA LA CONDUCCIÓN? UN
DILEMA ENTRE LA CONFIDENCIALIDAD Y EL
SECRETO PROFESIONAL
MARÍA TERESA VIDAL CANDELA
Hospital Universitario del Vinalopó, Elche.
matevidal@gmail.com
1. Introducción
Se ha llegado a plantear desde algunas instituciones pú-
blicas de nuestro país la obligación de que el médico, en
su labor asistencial, informe directamente a Tráfico cuando
alguno de sus pacientes no cumpla los requisitos mínimos
para la conducción, lo que plantea unos problemas éticos en
cuanto a la confidencialidad de los datos de salud y el secreto
profesional.
2. Objetivo
Se analiza esta disyuntiva intentando dar respuesta a
cómo se podría actuar bajo unos parámetros éticos acepta-
bles por todos los implicados.
3. Material y Métodos
Se ha realizado una revisión bibliográfica y del mar
co le-
gislativo actual. Desde el punto de vista ético se reflexio-
na haciendo especial referencia a las corrientes Éticas
Principialista y Personalista.
4. Resultados y conclusión
Existe una justificación ética para romper la confiden-
cialidad en casos de peligro potencial para el conductor o
para terceros, basada en el respeto a la vida y la responsa-
bilidad de médico y paciente (según la ética personalista)
y en el principio de No-maleficiencia y de justicia (según
la ética principialista). Planteamos varios posibles niveles
de actuación (médico de familia, médico del centro de
conductores, paciente) intentando respetar al máximo los
derechos y deberes de los implicados.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA