Crisis del sistema judicial: informatización

Autor:Manuel Cobo del Rosal
Páginas:19-22
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 19

Los juzgados, fiscalías y Tribunales de justicia en España a penas si han evolucionado y no han llegado los medios para su informatización que, en la actualidad, existen en empresas, privadas o públicas, órganos administrativos del Estado, autonómicos y locales. Esto se me presenta como inconcebible e inexplicable; se trataría pues de una especie de discriminación in- peius para la totalidad de la administración de justicia, en ese concreto aspecto. La verdad es que nunca ha estado bien nutrida de medios tenidos por elementales. Nunca, pues, ha funcionado medianamente bien en ese aspecto: Ni ahora con la Constitución, ni antes con la Dictadura, ni tampoco la justicia era modelo de nada durante la época republicana. Y así, estamos.

Pero, con la natural superficialidad muy propia del actual ambiente sociopolítico, inmediatamente se alzan voces de personas, en verdad indocumentadas, por lo que a la justicia se refiere, clamando por reformas legislativas, ya sean sustanciales (Código penal) o de las Leyes de procedimiento criminal. A golpe de linotipia del BOE pretenden resolver de un plumazo y de forma un tanto milagrera, con verdadero simplismo, lo que tiene que ser intentado o en vía de solución o salida, de una forma más reflexiva e inteligente. Desde luego no con la mentalidad, un tanto providencialista de que la Ley lo resuelve todo porque no es verdad: La Ley, a ve-

Page 20

ces, es un comienzo para iniciar el camino de la solución, pero en modo alguno por medio de la Ley se puede llegar, simplistamente, a resolver ningún problema concreto, y menos los aparecidos en estos días, con todo lujo de detalles en los medios de comunicación social.

No cabe duda de que se requiere, sobretodo, una reforma de la oficina judicial tanto en su estructura cuanto en su función. Desde luego también en cuanto a su dotación de medios materiales y de formación de los funcionarios que la componen. Hoy no tiene sentido ninguno que en dichas oficinas se carezca de cualquier tipo de informatización. Los ordenadores cuando los hay, son de la especie más elemental y miserable y se suelen utilizar, por lo general, como simples máquinas de escribir, y nada más. Porque no debe olvidarse ni un solo momento, de la información que se necesita, primaria y esencialmente, no está al alcance de los obligados usuarios. La administración de justicia española no está, ni tan siquiera, mínimamente informatizada. Consecuentemente, carece de una fácil información y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA