La cooperación procesal internacional

Autor:Nicolás Rodríguez García - Adan Carrizo González-Castell - Enrique Letelier Loyola
Cargo:Profesor Titular de Derecho Procesal, Universidad de Salamanca - Profesor Ayudante de Derecho Procesal, Universidad de Salamanca - Profesor de Derecho Procesal de la Universidad de Antofagasta (Chile). Doctorando de Derecho Procesal, Universidad de Salamanca
Páginas:219-227
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 221

Nicolás Rodríguez García Profesor Titular de Derecho Procesal

UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

CARMINA ES CULPABLE

Un pronunciamiento como el que encabeza estas líneas tiene que ser debidamente motivado. Y es tarea fácil, porque tanto los que el 25 de noviembre de 2010 estuvimos reunidos en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca con motivo de la Jornada Académica en homenaje a la Prof.ª Calvo Sánchez con motivo de su jubilación, como muchos de los lectores de este número de la Revista Justicia, la conocemos bien, por sus hechos, por sus compromisos y por su vocación universitaria.

Al preparar nuestra activa participación en ese Acto hemos tenido que hacer un ejercicio de reflexión para tratar de concretar, en unas pocas palabras -y ahora en unas breves líneas-, lo que ha sido, es y será la Prof.ª Calvo Sánchez para cada uno de nosotros.

Ha pasado ya tanto tiempo y tantas cosas desde que conozco a la Prof.ª Calvo Sánchez que, realmente, no sé a título de qué tengo que expresarme en esta lembranza: alumno, discípulo, amigo, compañero, vecino... Quizá lo más fácil sea hacerlo con un pequeño listado de hechos objetivos tintados por la subjetividad propia de quien los relata.

La Prof.ª Calvo Sánchez es culpable de que en el curso académico 1990-1991 descubriera como estudiante las complejidades y dificultades de una disciplina como el Derecho Procesal, pero también su importancia para la formación completa de un jurista, tarea nada fácil y poco reconocida a veces por los alumnos. Por ello, recién licenciado la Matrícula de Honor con que me calificó la consideré como el logro más importante que había obtenido en la gymkhana de veinticinco asignaturas que componían el ya enterrado Plan de Estudios de 1953.

A consecuencia de ello, la Prof.ª Calvo Sánchez es culpable de que quisiera orientar mi carrera académica casándome con ella y con el Derecho Procesal, dejando a un lado los antecedentes familiares -el Derecho Constitucional de mi abuelo y el Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de mi padre- y los influjos de los buenos amigos, decantados por el Derecho Penal, el Derecho Administrativo y el Derecho Civil.

Page 222

Poco después la Prof.ª Calvo Sánchez fue culpable de la elección del tema de investigación doctoral, el consenso en el proceso penal, de la máxima actualidad en aquellos momentos no sólo en España sino en otros ordenamientos jurídicos foráneos, lo que me obligó a viajar a completar mis estudios a Estados Unidos, Italia y Portugal. Curiosamente, un 25 de noviembre de hace quince años tuve el privilegio de que los Doctores Ramos Méndez, Figueiredo Dias, Martín Ostos, Pedraz Penalva y Gómez de Liaño González enjuiciaran mi Tesis Doctoral, la cual, meses después, mereció el reconocimiento en la Universidad de Salamanca del Premio Extraordinario de Doctorado, el primero de una larga lista de premios doctorales posteriores de los doctores dirigidos por la Prof.ª Calvo Sánchez.

Justo pasaron tres años y volvió a ser culpable la Prof.ª Calvo Sánchez, esta vez de que obtuviera una de las plazas de Profesor Titular de Universidad de Derecho Procesal en Salamanca, tanto en lo académico, por su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA