Cooperación descentralizada euromediterránea: Una aproximación a la cooperación al desarrollo de los gobiernos locales en el mediterráneo

Autor:1.Arnau Gutiérrez - 2.Paqui Santonja
Cargo:1.Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Autónoma de Barcelona - Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad de Georgetown. - 2.Licenciada en Derecho - Doctoranda en Relaciones Internacionales por la Universidad Autónoma de Barcelona
Páginas:60-72
RESUMEN

Los gobiernos locales euromediterráneos participan en un entramado de relaciones de cooperación con una serie de características propias que distinguen sus actuaciones de la Cooperación al Desarrollo tradicional. Este artículo presenta los principales rasgos de este fenómeno, poniendo de relieve su especifidad y valor añadido en una región marcada por la ... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 60

Presentación

Los gobiernos centrales han dejado de tener el monopolio de la acción exterior del territorio en Europa. Un claro ejemplo de ello es el papel que los gobiernos locales han pasado a jugar en la Cooperación al Desarrollo. El espacio euromediterráneo1 no es una excepción; un gran número de ciudades participa en iniciativas de Cooperación al Desarrollo.

Page 61

Tomando la definición utilizada por la Comisión Europea a principios de los años noventa, entendemos por Cooperación Descentralizada “un nuevo enfoque en las relaciones de cooperación que busca establecer relaciones directas con los órganos de representación local y estimular sus propias capacidades de proyectar y llevar a cabo iniciativas de desarrollo con la participación directa de los grupos de población interesados, tomando en consideración sus intereses y sus puntos de vista sobre el desarrollo”2.

Este artículo presenta las características específicas de este fenómeno en el ámbito euromediterráneo, una zona caracterizada por un elevado grado de inestabilidad política y por desequilibrios socioeconómicos. Tras una breve descripción de algunos elementos de contexto, se presentan las principales características de la Cooperación Descentralizada euromediterránea.

La irrupción de los gobiernos locales en la Cooperación al Desarrollo no implica la sustitución de las acciones que han venido realizando los gobiernos centrales. La hipótesis del artículo es que los gobiernos locales han llegado al mundo de la Cooperación al Desarrollo euromediterránea para quedarse gracias al valor añadido del trabajo en partenariado entre gobiernos locales mediterráneos. Ello se debe a la especificidad de la Cooperación al Desarrollo que realizan las ciudades; la legitimidad y la proximidad a la ciudadanía son las principales bazas de un actor que no es nuevo en el ámbito de la cooperación internacional, puesto que el origen de este tipo de cooperación se encuentra en los hermanamientos posteriores a la Segunda Guerra Mundial entre municipios franceses y alemanes.

El análisis de las actuaciones de los gobiernos locales pone de manifiesto el gran dinamismo y diversidad de este fenómeno en el espacio euromediterráneo. Sin embargo, los gobiernos locales euromediterráneos deben afrontar una serie de retos si desean mejorar la calidad de la Cooperación Descentralizada que llevan a cabo.

Algunos elementos de contexto

Parece recomendable dedicar un breve apartado al análisis del contexto en el que opera la Cooperación Descentralizada euromediterránea. Al tratarse de un fenómeno tan diverso en una región tan compleja, obviamente son muchos los factores previos que se deben tener en cuenta. Quisiéramos ofrecer algunasPage 62pinceladas en tres ámbitos: geoestratégico, socioeconómico y político-administrativo.

Desde una perspectiva geostratégica, el Mediterráneo ha sido históricamente una región de conflictos. No vamos a enumerar las guerras que se han librado en la región, que han sido muchas, pero sí es necesario hacer referencia a la fuente de inestabilidad más importante de la zona: el conflicto en Oriente Próximo. Esta crisis, caracterizada por sus múltiples dimensiones, ha lastrado todas las posibilidades de crear una paz estable y duradera en la zona. Veremos que la importancia de este ámbito para la Cooperación Descentralizada es limitada, pero con un potencial destacable por su capacidad de desvincularse de las políticas nacionales así como por la experiencia en gestión local.

Las disparidades socio-económicas entre la ribera sur y la ribera norte son sin duda otro elemento clave de la realidad euromediterránea. Más concretamente, las diferencias económicas y poblacionales tienen un gran protagonismo a la hora de analizar el contenido de la Cooperación Descentralizada en la región. Podemos señalar que las diferencias de riqueza en la zona son muy elevadas. No tenemos espacio para incorporar datos detallados, pero baste señalar que si tomamos como indicador el PIB per cápita, observamos que la diferencia entre la ribera norte (donde la media es superior a los 20.000 euros) y la ribera sur (con una media inferior a los 5.000 euros) es importante. A ello podemos añadir la evolución prevista de población, que mientras en Europa está estancada, en la ribera sur crece a un ritmo rápido3.

La combinación de ambos factores (riqueza y población) explica la presión migratoria actual y hace presagiar que continuará aumentando. Los flujos migratorios son un desafío para los gobiernos locales mediterráneos, tanto del sur como del norte, en la medida en que limitan enormemente las capacidades de desarrollo de la ribera sur (a causa de la fuga de cerebros y de mano de obra) y presentan un desafío para el norte, en la medida en que se enfrenta al complejo desafío de integrar a los recién llegados.

Finalmente, bajo el apartado de las disparidades político-administrativas, quisiéramos presentar brevemente algunas reflexiones en torno a la estructura institucional de los países de la zona. Como el lector podrá imaginar, dado el elevado número de países, son muchas las diferencias en materia de organización administrativa interna. Sin embargo, sí se observa una tendencia generalPage 63hacia un mayor grado de descentralización en la ribera norte. Por el contrario, y a pesar de los avances en este ámbito apuntados en el primer Informe sobre Descentralización y Democracia Local, en el Norte de África y Oriente Próximo las capacidades de los gobiernos locales son muy limitadas4. Obviamente, ello tiene un impacto directo sobre las posibilidades de estos actores a la hora de participar en iniciativas de Cooperación Descentralizada.

Características y especificidad de la cooperación descentralizada euromediterránea

Ante este panorama, el lector puede hacerse varias preguntas: ¿hasta qué punto los gobiernos locales son un actor necesario en la cooperación euromediterránea? ¿Cuáles son las principales características de este tipo de cooperación? ¿Podemos hablar de especificidad de la Cooperación Descentralizada euromediterránea?

La legitimidad de los actores involucrados

En la mayoría de casos, los gobiernos locales de la zona son elegidos democráticamente, hecho que les confiere legitimidad política. Se podría argumentar que en ciertos países la legitimidad de los gobiernos locales es harto discutible. Sin embargo, incluso en esos casos hay lugar para la Cooperación Descentralizada puesto que, independientemente del proceso de elección de representantes locales y de su grado de competencias, los gobiernos locales son el nivel administrativo más cercano a la ciudadanía y, en consecuencia, tienen una posición privilegiada para canalizar las demandas de la sociedad civil. De hecho, con los medios adecuados, los gobiernos locales pueden realizar una política de proximidad que ordene las expectativas de la población, actuando como puente entre la sociedad y los centros de decisión política.

Incluso las iniciativas de Cooperación Descentralizada entre gobiernos locales con niveles limitados de competencias pueden tener un impacto relativo. Nótese que estas iniciativas tienen efectos positivos, puesto que la mera participación en acciones de Cooperación Descentralizada refuerza las capacidades de los actores implicados. De ello se deduce que no hay que esperar a que se den las condiciones precisas de descentralización para llevar a cabo estePage 64tipo de iniciativas, sino que la propia actividad en materia de Cooperación al Desarrollo fomenta la mejora de las capacidades de los gobiernos locales.

A ello hay que añadir que la participación de los gobiernos locales en la cooperación fomenta la transparencia, puesto que funcionan como “controladores” del gasto de los gobiernos centrales y organismos internacionales y, a su vez, limitan el clientelismo con las Organizaciónes No Gubernamentales para el Desarrollo (ONGDs). La competencia por los fondos públicos destinados a la cooperación, bien sea entre gobiernos locales o entre ONGDs, es positiva en la medida en que fomenta la mejora de la gestión de la ayuda, refuerza la democracia local y mejora el acceso de las poblaciones a los fondos dedicados a la cooperación.

Finalmente, es necesario mencionar la experiencia en gestión local. En muchas ocasiones las iniciativas de cooperación se concretan a nivel municipal, de modo que la experiencia de gestión de los gobiernos locales...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA