La separación conyugal: concepto y clases

Autor:Francisco Lledó Yagüe - Óscar Monje Balmaseda - Ana Isabel Herrán Ortiz - Ainhoa Gutiérrez Barrenengoa - Andrés Urrutia Badiola
Páginas:87-88
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 87

Podemos definir la separación conyugal, siguiendo a DÍEZ PICA-ZO y GULLÓN, como una situación del matrimonio, en la que, subsistiendo el vínculo conyugal, se produce una cesación de la vida en común de los casados y se transforma el régimen jurídico de sus respectivos derechos y obligaciones. Por tanto, el concepto aparece vinculado únicamente a la suspensión de la convivencia entre los cónyuges.

La situación que se origina por la separación es, en todo caso, sustancialmente distinta a la que se plantea como consecuencia del divorcio, ya que, aún separados los cónyuges judicialmente, el vínculo matrimonial subsiste haciendo imposible que las personas unidas por él contraigan nuevas nupcias. La separación no supone, como la disolución, la extinción del matrimonio, sino, como afirma CASTÁN TOBEÑAS, la suspensión de alguno de sus efectos, principalmente el de la vida en común. No obstante, disolución y separación tienen de común, explica este autor, que se producen en virtud de causas sobrevenidas a la celebración y que actúan ex nunc.

La separación conyugal puede ser una situación puramente fáctica de ruptura de la convivencia matrimonial, acordada por ambos cónyuges o impuesta por uno de ellos, a la que el ordenamiento vincula determinados efectos. En este caso, nos encontramos ante una separación de hecho. Sus consecuencias serán las establecidas legalmen-

Page 88

te, salvo que los cónyuges hayan suscrito un pacto que respetando las limitaciones legales se ocupe de determinarlas. Por otro lado, cabe que concurriendo los presupuestos legales, a petición de uno o ambos cónyuges, la separación sea decretada por la autoridad judicial, en cuyo caso, estaremos ante lo que denomina separación legal o judicial. La sentencia de separación, de acuerdo al artículo 83 C.c., "produce la suspensión de la vida en común de los casados, y cesa la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica". Además, en defecto de acuerdo entre los cónyuges, en la resolución judicial se adoptarán...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA