El control de la titularidad real de las personas jurídicas: cosa veo, cosa quiero

Autor:José Alberto Marín Sánchez
Cargo:Vicedecano del Colegio Notarial de Cataluña
Páginas:33-35
 
EXTRACTO GRATUITO
LA NOTARIA | | 1/2018 33
El control de la titularidad real de per-
sonas jurídicas ha sido objeto en los últi-
mos meses de una, a mi juicio, innecesaria
y articial polémica. En la lucha contra el
blanqueo de capitales y la nanciación del
terrorismo es fundamental saber quién tie-
ne en cada momento exacto el control de
todas y cada una de las personas jurídicas
que puden pretender crear opacidad a este
respecto.
Esa polémica es innecesaria por cuanto el
sistema vigente funciona con un nivel de
eciencia más que aceptable y articial
porque ha sido provocada por otro cuerpo
de funcionarios, los registradores, a los que,
como veremos, sólo de manera forzadísima
podría encomendársele. Y todo ello con la
inestimable e imprescindible ayuda minis-
terial mediante la publicación de una Orden
propia de otros tiempos corporativistas.
Pedro Rincón, auténtico especialista en
la materia, publica en este mismo número
un artículo demoledor en el que, desde un
punto de vista fundamentalmente técnico,
dinamita todos y cada uno de los argumen-
tos que esgrimen los registradores para
intentar atribuirse este control. En esta tri-
buna abordaré el tema desde un punto de
vista más político que técnico.
Para tener una visión global del tema es
necesario no olvidar los antecedentes his-
tóricos más recientes.
Estar al nal de una segunda legislatu-
ra de mandato registral en las más altas
instituciones del Estado sin obtener prác-
ticamente ningún avance en su forma de
prestar la función pone nerviosos a los re-
gistradores. La ley de Jurisdicción Volunta-
ria, la Ley de Registro Civil, la ley del Catas-
tro y tantas otras no consiguen plasmar en
sus textos el pretendido Superregistro, ese
Gran Hermano en el que debían conuir
todos los datos personales y patrimoniales
de todos los ciudadanos. La reacción de la
ciudadanía, de los operadores jurídicos
y de los demás partidos políticos impi-
dió la creación del gran Registro Civil
llevado por los registradores. Este hecho
provocó no sólo frustración en sus las sino
también ansiedad por nalizar su mandato,
que veían próximo, con algún éxito de cier-
ta trascendencia.
Visto que las grandes estrategias no con-
seguían superar las críticas y la oposición
de los operadores y grupos políticos deci-
dieron volver al viejo estilo, la legislación
de “baja intensidad”, al estilo Romanones
pero sin ni siquiera con acuerdo del Conse-
jo de Ministros como exigiría un reglamen-
to. Ordenes Ministeriales e Instrucciones
son dos instrumentos reguladores que no
requieren pasar por el ltro de los no con-
vencidos.
Pero había que ser cuidadoso y acertado
con el objetivo. Quedaba poco tiempo y
tampoco se podía errar.
El control de la titularidad real de las personas jurídicas:
cosa veo, cosa quiero
José Alberto Marín Sánchez
Vicedecano del Colegio Notarial de Cataluña
3/2015

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA