El control de la jornada diaria de trabajo: ¿obligación legal o potestad empresarial? Doctrina judicial reciente y posición de la inspección de trabajo

Autor:Álvaro Navarro Cuéllar
Cargo:Abogado del Área de Derecho Laboral de Uría Menéndez (Madrid).
Páginas:81-85
RESUMEN

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha dictado tres recientes sentencias en las que declara que las empresas deben registrar la jornada diaria de trabajo de todos sus empleados, con independencia de que realicen o no horas extraordinarias. Tradicionalmente se venía interpretando por los órganos judiciales que dicha obligación de registro, prevista en el artículo 35.5 del texto refundido ... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 81

Introducción

La jornada de trabajo es uno de los elementos esenciales de una relación laboral. Sin embargo, su regulación legal es compleja y mejorable. Dicha complejidad trae causa, entre otros motivos, de las sucesivas reformas laborales, que han venido introduciendo elementos de flexibilidad en esta materia con el muy loable fin de fomentar la contratación y el empleo.

No obstante lo anterior, parte de la doctrina científica y de la doctrina judicial critica que el legislador no haya regulado, simultáneamente, garantías formales para evitar abusos en materia de jornada de trabajo. En una realidad sociocultural en la que la conciliación de la vida laboral y familiar se va consolidando, esas garantías formales se convertirían en verdaderos límites frente a la prolongación indebida de la jornada de trabajo en las empresas.

En este contexto, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional (la "AN") ha dictado tres recientes sentencias, de 4 de diciembre de 2015, 19 de febrero de 2016 y 6 de mayo de 2016, en las que, interpretando el alcance de una obligación documental regulada en sede de horas extraordinarias, impone a las empresas la obligación de registrar la jornada diaria de todos sus trabajadores, con independencia de que prolonguen o no su jornada ordinaria de trabajo. Esta controvertida interpretación de la AN está siendo utilizada por la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social (la "Inspección de Trabajo"), en una campaña inspectora específica en materia de jornada de trabajo. En esta campaña de la Inspección de Trabajo, cuyo objetivo principal se encuentra en la detección de horas extraordinarias no declaradas, se está sancionando como un incumplimiento autónomo e independiente la ausencia del mencionado registro de jornada. A continuación se expondrán con más detalle estas cuestiones.

Page 82

¿Existe realmente una obligación legal de registrar la jornada de trabajo diaria de los empleados?

Según el criterio interpretativo de la AN y de la Inspección de Trabajo sí que existe una obligación legal de registrar la jornada de trabajo diaria de los trabajadores. Según la doctrina judicial anterior y según el criterio de parte de la doctrina científica, no. Por tanto, no es una materia pacífica y se precisaría que la Sala de lo Social del Tribunal Supremo unificara doctrina sobre la cuestión.

La controversia gira alrededor de la interpretación del artículo 35.5 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores (el "ET"), en sede de horas extraordinarias, cuyo tenor literal es el siguiente:

"A efectos del cómputo de horas extraordinarias, la jornada de trabajo de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente".

Como se verá más adelante, la corriente judicial tradicional venía considerando que esta obligación empresarial de registrar la jornada de trabajo diaria solamente era preceptiva cuando se realizaran horas extraordinarias. La corriente interpretativa opuesta entiende que el registro diario de la jornada es el presupuesto necesario para determinar si en una empresa se realizan o no horas extraordinarias, circunstancia que convertiría tal registro en una obligación formal para todas las empresas.

Origen de la controversia

El origen de la controversia se encuentra en las prolongaciones indebidas de las jornadas de trabajo de los empleados del sector financiero. Tanto los sindicatos como la Inspección de Trabajo alcanzaron la convicción que sin un registro diario de jornada de trabajo no les resultaba sencillo probar la realización de horas extraordinarias por los empleados de banca. Horas extraordinarias que ni se pagaban ni se cotizaban al sistema de seguridad social.

Esta situación dio lugar al levantamiento de actas de infracción por parte de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA