Los contratos municipales, de V. Balbín Pechuán.

Autor:José María Chico y Ortiz
Páginas:999-1001
 
EXTRACTO GRATUITO

    BALBÍN PECHUÁN, V.: Los contratos municipales. Editorial Civitas, S. A., Manuales prácticos, Madrid, 1976.

La Editorial Civitas inaugura con esta obra que hoy traemos a recensión una serie de publicaciones que han de agruparse bajo la rúbrica de «Manuales prácticos». La constante preocupación que la teoría y la práctica plantean en sus posibilidades de adecuación parece presuponer la necesidad de un conocimiento teórico para luego darle la vida que la práctica exige. Por ello en su día alabé el Manual de Procedimiento Administrativo, que publicaba, vía Boletín Oficial, el Centro de Formación y Perfeccionamiento de Funcionarios, como texto complementario de las lecciones teóricas. Aquí pasa como con la anécdota de aquel mecánico del automóvil que cobró una determinada cantidad excesiva por dar un golpe en determinada parte del motor para que el coche se pusiese en marcha: él sabía cómo dar el golpe, por lo cual cobraba poco; pero lo importante era saber dónde se daba el golpe, por lo cual podía cobrar más.

Partiendo por ello de un conocimiento teórico profundo y fecundo, el libro que se nos ofrece tiene indudables virtudes, pero no es nada alentadora la situación que el prologuista presenta para la eficacia receptora de la práctica que el volumen encierra. García de Enterría, que es quien suscribe el prólogo, viene a decir que la Administración Local es «una fuente de frustraciones colectivas y personales», y que es la «necesidad básica de que la Administración Local se exprese en servicios efectivos la que impone en su funcionamiento un nivel técnico capaz de hacer que esos servicios funcionen realmente».

Ante ello me pregunto: ¿Está la Administración Local capacitada teóricamente para recibir las enseñanzas de un libro práctico o este libro práctico podrá servir para encubrir los defectos de conocimientos teóricos? Parodiando una famosa frase que hace muy poco se hizo pública, y en la que Miguel Fisac enfrentaba a los arquitectos con la Administración, me atrevería también a decir: «Detrás de cada catástrofe municipal está la rúbrica de un práctico, y en la sombra de todo éxito se halla el esfuerzo teórico del que defiende contra toda suerte de presiones los intereses generales sobre los privados.»

Después de una lectura reposada del libro, cuyo autor ha militado, como funcionario local, en el Servicio de Inspección y Asesoramiento de las Corporaciones Locales y como Secretario técnico de la Dirección General de Administración Local, podríamos llegar a una «ecléctica» conclusión: el libro puede tener las enseñanzas prácticas necesarias para «excitar» el inevitable conocimiento teórico que las sostiene. El libro pretende, y ya habla el prologuista, sobre todo, hacer posible en el terreno práctico la aplicación de la institución contractual en el ámbito local, abordando todos sus...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA