La reforma contable. Aspectos clave en la aplicación del nuevo Plan General de Contabilidad en el cierre del ejercicio 2008

Autor:Planificación Jurídica
Páginas:111-264
RESUMEN

2.1. Introducción. 2.1.1. La reforma mercantil y contable Claves en el cierre contable 2008. 2.1.1. Cómo elaborar el Balance de apertura 2008. 2.2. Inmovilizado. 2.2.1. Inmovilizado material. 2.2.2. Inversiones inmobiliarias. 2.2.3. Inmovilizado intangible. 2.2.4. Arrendamientos. 2.2.5. Activos no corrientes mantenidos para la venta. 2.2.6. Ejemplos. 2.3. Existencias Ingresos y gastos Subvenciones. 2.3.1. Valoración contable de las existencias. 2.3.2. Registro y valoración de los ingresos y gastos. 2.3.3. Registro de las subvenciones, donaciones y legados. 2.3.4. Ejemplos. 2.4. Instrumentos financieros. 2.4.1. Valoración de los activos financieros. 2.4.1.1. Préstamos y... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 111

2.1. Introducción
2.1.1. La reforma mercantil y contable Claves en el cierre contable 2008

Qué duda cabe de que el cierre fiscal y contable del ejercicio 2008 vendrá marcado, indefectiblemente, por ser el primero, tras la reforma, en el que se deban elaborar las cuentas anuales de acuerdo con lo dispuesto por la nueva normativa contable.

Una cuestión importante a considerar es la de la preceptiva comparación de la información con la del ejercicio anterior. La problemática se plantea, en este caso, para las primeras cuentas que se cierren aplicando la nueva normativa y que, con carácter general, serán las correspondientes a 31 de diciembre de 2008, puesto que no será comparable con la cerrada en 2007. En este caso, las normas transitorias permiten una opción alternativa y sencilla para tal problema. Así, en las referidas primeras cuentas anuales que se formulen aplicando el nuevo PGC, se podrá optar por incorporar, exclusivamente, la siguiente información:

  1. A efectos comparativos, se incluirá el balance y la cuenta de pérdidas y ganancias aprobados del ejercicio anterior (2007), digamos que tal como quedaron y sin adaptación alguna.

  2. Asimismo, en la memoria de estas primeras cuentas anuales, se creará un apartado con la denominación de "Aspectos derivados de la transición a las nuevas normas contables", en el que se incluirá una explicación de las principales diferencias entre los criterios contables aplicados en el ejercicio anterior y los actuales, así como la cuantificación del impacto que produce esta variación de criterios contables en el patrimonio neto de la empresa. En particular, se incluirá una conciliación referida a la fecha del balance de apertura a la que nos referiremos también en el epígrafe siguiente.

Con esta opción las cuentas anuales de 2008 no serán comparativas con las de 2007 y sólo explicaremos y cuantificaremos los motivos de forma global en la memoria. Las columnas de las cuentas anuales correspondientes a 2007 quedarán vacías en este caso. Ahora bien, alternativamente, la empresa podrá optar por presentar información comparativa delPage 112 ejercicio anterior adaptada al nuevo PGC, para lo cual preparará un balance de apertura de dicho ejercicio precedente (2007) con arreglo a los nuevos criterios y de acuerdo con lo establecido en los puntos anteriores y deberá proceder a registrar de nuevo todas las transacciones de dicho ejercicio 2007 con los nuevos criterios, para poder reformular las cuentas anuales de 2007 con los nuevos formatos que incluyen, además, el estado de cambios en el patrimonio neto y, en su caso, el de flujos de efectivo. En este supuesto, además de incluir una explicación de las principales diferencias entre los criterios contables aplicados en el ejercicio anterior y los actuales, se cuantificará su impacto en el patrimonio neto y en los resultados de la empresa, mediante las siguientes conciliaciones, con el suficiente detalle:

1. Una conciliación del patrimonio neto en la fecha del balance de apertura del ejercicio precedente.

2. Una conciliación del patrimonio neto y de los resultados referida a la fecha de cierre del último ejercicio en que resultaron de aplicación los criterios anteriores.

Pues bien, al margen del puntual problema circunstancial que acabamos de comentar y ya más con carácter general, según la nueva regulación, la información que deberán contener unos estados financieros completos que se cierren a partir de 31 de diciembre de 2008 es la siguiente:

* Balance de situación.

* Cuenta de pérdidas y ganancias o de resultados.

* Estado de cambios en la situación patrimonial neta.

* Estado de flujos de tesorería, no obligatorio para las entidades que puedan presentar balance de situación, estado de cambios en la situación patrimonial neta y memoria abreviados.

* La memoria o resumen de las bases de presentación y de las políticas contables aplicadas y notas explicativas al respecto, cuyo contenido es mucho más extenso y completo que el previsto por la normativa anterior.

* Presentación separada de un informe de los administradores o informe de gestión, con la siguiente información, ya recogida por nuestra normativa, de acuerdo con la Ley 62/2003:

- Descripción actividad de la empresa.

- Situación financiera.

- Políticas de inversión y dividendos.

- Principales factores que han supuesto su rentabilidad con los indicadores de gestión que sean necesarios para su adecuada interpretación.

Page 113

* Siguen existiendo modelos normales y abreviados de cuentas anuales, además de los previstos en el PGC para las PYME, aunque, como se ha indicado con anterioridad, muy similares a los abreviados. El balance, el estado de cambios en el patrimonio neto y la memoria abreviados se podrán utilizar por las sociedades que, en la fecha de cierre, cumplan, al menos, dos de las siguientes condiciones:

- Total de activos no superior a 2.850.000 euros.

- Cifra anual de negocios no supere los 5.700.000 euros.

- Promedio de trabajadores durante el ejercicio no superior a 50.

Por su parte, la cuenta de pérdidas y ganancias abreviada se podrá utilizar por las sociedades que, en la fecha de cierre, cumplan, al menos, dos de las siguientes condiciones:

- Total de activos no superior los 11.400.000 euros.

- Cifra anual de negocios no superior a 22.800.000 euros.

- Promedio de trabajadores durante el ejercicio no superior a 250.

Los importes en euros suponen, respecto de los vigentes hasta 2007, un incremento, redondeado por exceso, del 20%.

* En la cuenta de resultados, los gastos seguirán clasificándose por naturaleza y no por función, a pesar de que cambia la estructura tradicional en "T" Debe/Haber, arrastrando algebraicamente (+/-) las diferentes partidas y (+/-) los diferentes conceptos de resultados.

* El estado de cambios en el patrimonio neto debe incluir, principalmente:

- El resultado neto del período.

- Los gastos e ingresos que, de acuerdo con la nueva normativa, hayan sido imputados directamente al neto tales como, por ejemplo, los resultantes de la aplicación del valor razonable según los casos.

- Los gastos e ingresos que, de acuerdo con la nueva normativa, hayan sido traspasados al neto tales como, por ejemplo, los resultantes...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA