Consideraciones psicológicas sobre los audiovisuales como medio de prueba

Autor:Lluís Muñoz Sabaté
Cargo del Autor:Abogado. Profesor Titular de Derecho Procesal Universidad de Barcelona
Páginas:109-112
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 109

La estructura1 ontológica de la prueba consiste en una reproducción del hecho histórico.

El hecho histórico acontece en unas coordenadas tempo-espaciales distintas a la coordenadas en las que tiene efecto su reproducción ante el Juez. Es imposible hacer coincidir ambos ejes y no solamente por una razón práctica sino también por una razón metafísica: si hubiese coincidencia de ejes ya no sería prueba sino percepción inmediata y personal. Cuando el juez examina unas mercancías que adolecen de algún vicio redhibitorio no se produce ninguna prueba, sino, por decirlo con palabras de Satta, un acercamiento al propio objeto litigioso.

La reproducción del hecho histórico se suele realizar en la oficina o sala dede un Tribunal, a muchos kilómetros de distancia del sitio donde ocurrió realmente y después de muchos meses o años en que sucedió. Para que esta representación tenga efecto es preciso trasladar el hecho al proceso, lo cual se consigue mediante los llamados medios de prueba (testigos, documentos, piezas). Cuanto más perfecto sea el medio, más fiel será la reproducción. Sin embargo hay límites infranqueables. Un testigo presencial dotado de una plena capacidad de percepción y memoria y con una honestidad incuestionable, podrá lograr una gran similitud del hecho histórico con el hecho reproducido. Pero no podrá hacer que ambos coincidan, porque como dijo Capograsi el proceso tiene por objeto jar rivivere quello que non vive piu.

La función reproductiva es o ha sido siempre una función sígnica; semiótica. El testigo o el documento se limitan a narrar unos hechos por medio de una emisión verbal. Esta emisión es percibida por el Juez el cual a través de un proceso deductivo más o menos simple o complicado la decodifica hasta llegar a la representación mental del hecho histórico. Por eso se ha dicho que la prueba era siempre reconstrucción. Con unos materiales se construían otros.

Page 110

Ahora bien: la técnica moderna ha conseguido medios de estampación del hecho histórico que con gran facilidad permiten su traslación a la sala del Tribunal y allí su reproducción sin apenas pérdidas ni ruidos. Aparatos de alta fidelidad graban y reproducen imágenes y sonidos en secuencias bien integradas y seriadas, de tal modo que sensorialmente, aunque sea dicho desde un punto de vista muy mecanicista, los receptores de la vista y el oído experimentan la misma estimulación que si se situaran en las imposibles coordenadas del hecho histórico. Me...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA