Conferencia inaugural del Curso 1992 de la Escuela de Práctica Jurídica de Cáceres

Autor:Feliciano González Pérez
Páginas:13-17
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 13

Excelentísimo Señor Presidente del Tribunal Supremo, Excelentísimos e Ilustrísimos Señores, Profesores y alumnos de la Escuela de Prácticas Jurídicas de la Universidad de Extremadura, Señoras y Señores.

Es un honor para esta Escuela que el Presidente del Tribunal Supremo tenga la deferencia de acudir al acto que aquí nos reúne e impartir la lección magistral que inaugura el curso en esta nueva etapa, mi agradecimiento más respetuoso para el Excelentísimo Señor Don Pascual Salas. Asimismo la presencia de las autoridades académicas y gubernativas, Presidente y Fiscal del Tribunal Superior de Justicia, Decanos de los Colegios de Abogados y Procuradores y demás autoridades y representaciones que asisten al acto revelan su atención hacía la Escuela, que es de agradecer muy vivamente. En esta mi primera intervención pública como Director del Centro muestro mi reconocimiento al Excelentísimo y Magnífico Rector, aquí tan dignamente representado por el Decano de la Facultad de Derecho, al nombrarme para el cargo. A mi Decano, a los componentes del Consejo Rector, por la confianza depositada, así como a las instituciones representadas por su inapreciable comprensión, colaboración y aportaciones a la propuesta para el nuevo régimen jurídico de funcionamiento de la Escuela que les presento; y en este orden para cerrar el capítulo de gratitudes debe dejarse constancia expresa de la encomiable labor realizada por el profesor Don Juan José de Soto Carniago, fundador y primer Director de la Escuela, pionero infatigable de la enseñanza de la práctica jurídica que con inteligencia, tesón y entrega la llevo a cabo durante 10 años.

Page 14

Dicho esto debo referirme muy brevemente a los principios que guiarán la actuación de la Escuela de Prácticas Jurídicas de la Universidad de Extremadura:

En primero lugar el respeto y el acatamiento a los principios de libertad, justicia, de igualdad y de pluralismo que aparecen en el artículo primero de la Constitución y que dan todo el cariz y sentido al ordenamiento jurídico español, desde ellos; la creencia en la justicia caracterizada por la integridad y la independencia de los Tribunales; la creencia en la Universidad por ser ella el «Alma Mater» , como muy bien ha dicho el Decano, la fuente primera de formación de los juristas y la creencia en la abogacía como noble profesión al servicio de la sociedad y de la justicia. Con arreglo a este sistema de valores se enseñará en la Escuela, y en palabras del inolvidable Presidente del Consejo General de Colegios de Abogados, Don Antonio Pedrol Rius, como debe ejercerse la abogacía para conseguir el máximo aprovechamiento de los grandes valores que lleva en sí.

Y aquí está la razón de ser de la Escuela de Prácticas Jurídicas de la Universidad de Extremadura, la respuesta a una necesidad sentida y manifestada de forma reiterada especificada en nuevos retos, en nuevas situaciones, en arraigadas y siempre presentes responsabilidades, porque en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA