Conferencia de Eugeni Gay, Exvicepresidente del Tribunal Constitucional, sobre la Constitución

Páginas:129-130
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 129

El pasado 26 de junio, Eugeni Gay Montalvo, Exvicepresidente del Tribunal Constitucional, pronunció en el Colegio la conferencia «La Constitución ante los actuales retos sociales, económicos y políticos». Después de afirmar que «en época de crisis, la característica principal es la confusión general por lo que se refiere a valores sociales, unos valores que no sabemos o no queremos encontrar», Gay centró el discurso en el marco legal que otorga la Constitución, a la que definió como «un punto de encuentro entre gente que había participado en los acontecimientos que llevaron a la Guerra Civil y quienes habían enquistado el anterior régimen en que el dictado creaba la norma y la sumisión a la norma era absolutamente incuestionable». Así, afirmó que la Constitución, «un texto muy influenciado por las constituciones precedentes de toda Europa y por la misma Constitución republicana», es fruto de la voluntad «de un cambio en el que nadie impusiera a otros su ideología, de la pacificación del país y de un pacto para que todo el mundo pudiera expresarse con libertad». En definitiva, «de convertir a los ciudadanos en sujetos, en verdaderos soberanos».

Después de hacer un repaso a varios artículos de la Constitución (entre ellos, las referencias a los valores, a los derechos de las autonomías o a la seguridad jurídica), planteó algunas reflexiones. Entre ellas, cómo es posible que viviendo en un Estado social de Derecho, con un principio de legalidad y una reserva de ley, se utilice cada vez más el real decreto y el real decreto ley, y también cómo está respondiendo la Constitución a las cuestiones más fundamentales. En este sentido, fue crítico con la respuesta en los actuales tiempos de crisis, en los que «se han perdido muchos derechos, como la educación o la sanidad», además de considerar que en la división de poderes «hay incumplimientos flagrantes, el primero de los cuales es la reserva de ley en materia financiera o tributaria, por ejemplo».

Otra reflexión que quiso exponer fue la conveniencia o no de que el debate político se centre en los medios de comunicación o en la sociedad civil. En este sentido, afirmó que el debate corresponde hacerlo «al Parlamento, dado que la expresión genuina de la voluntad de un pueblo reside en sus órganos legislativos». Y criticó el hecho de que «tanto el partido que gobierna como la oposición, en un momento determinado, recurrieron todas las leyes del Tribunal Constitucional, lo que hace que me...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA