Conferencia conmemorativa del 151º aniversario de la Ley del Notariado en el Senado

Páginas:126-127
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 126

Con motivo del 151º Aniversario de la Ley del Notariado, Joan Carles Ollé, Decano del Colegio Notarial de Cataluña y Vicepresidente del Consejo General del Notariado, pronunció, el pasado 28 de mayo, en el Senado, la conferencia «Constitución y seguridad jurídica. Valor de la función notarial ante los retos del siglo XXI» (publicada íntegramente en esta edición). Ollé destacó «la posición clave del Notario en el marco de la seguridad jurídica en el siglo XXI», una posición que, dada su doble dimensión de funcionario público y profesional del Derecho, le erige en «el auténtico garante de los intereses generales en el ámbito de las relaciones particulares y de los derechos de los ciudadanos cuando contratan con grandes operadores y con la misma Administración».

Partiendo del principio constitucional de la seguridad jurídica, recogido en el art. 9.3 CE, Joan Carles Ollé aseguró que «la seguridad jurídica se convierte en principio determinante del ejercicio de libertad del ciudadano, que ha de conocer la ley anticipadamente a su actuar», porque la sociedad «requiere de la existencia de leyes claras y suficientes y de su aplicación efectiva en los tribunales».

En el acto estuvo acompañado por Juan José Lucas, Vicepresidente del Senado; Fernando de Rosa, Vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial; José Manuel García Collantes, Presidente del Consejo General del Notariado; Francisco Fonseca, representante de la Comisión Europea en España; José Manuel Sieira, Presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo; Eduardo Ortega, Presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, y Francisco Javier Vieira, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, entre otras autoridades.

En cuanto a la función notarial, Ollé aseguró que «la existencia de intereses generales en toda relación jurídica entre particulares demanda la presencia de un representante de la Administración que vele por su respeto y realización». A continuación, también señaló que «el control preventivo del cumplimiento de la legalidad se convierte en su más eficaz defensa, con el fin de que el acto se amolde estrictamente al imperio de la ley y nazca válido, lícito y eficaz».

Uno de los retos más inminentes, destacó, se centra en la protección de los derechos del consumidor, siendo «el impulso y la potenciación de la dimensión social de la función notarial una de las grandes prioridades de la corporación notarial para el futuro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA