Algunas conclusiones a modo de reflexiones finales

Autor:Francisco Jiménez Bautista
Páginas:193-198
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 193

  1. - La perspectiva del proceso analítico racional está caracterizada por: un análisis que va de lo particular a lo general, la integración de los métodos cuantitativos y cualitativos (por complementación y combinación metodológica, triangulación de fuentes, etc.), y trabajar en una base en el diálogo de los enfoques nomotético e ideográfico, que se inscriban en un paradigma pacífico.

  2. - Los Estudios para la paz, sinceran a las ciencias, mostrándola con todos sus elementos. La ciencia tiene que ser: empírica, crítica y constructivista. El método tiene y debe tener los elementos: teorías, datos y valores. La ciencia, por estar al servicio de lo multidimensional del ser humano, tiene que ser también multidimensional y holística.

  3. - Consideramos que los Estudios para la paz tienen un corpus epistemológico por su perspectiva ontológica (paz negativa, paz positiva y paz neutra); por sus claves gnoseológicas (enfoque sistémico, enfoque axiológico, enfoque multi-inter-transdisciplinar), por su perspectiva metodológica (empirismo, criticismo y constructivismo), por su dimensión axiológica (que va desde la defensa y promoción de la vida hasta la transformación de los conflictos) y por una perspectiva sociopolítica (investigación, mediación, comportamiento político y Educación para la paz).

  4. - La Antropología debe proporcionar una «perspectiva transcultural», que permita superar y eliminar las prevalencias y adhesiones a favor de las culturas consideradas «superiores» (en detrimento de «otras» consideradas «inferiores»), y crear nuevos referentes que transciendan al contexto multicultural.

    Page 194

  5. - Hoy se ofrece a la Antropología para la paz, una Antropología aplicada que busca nuevos objetivos, nuevos campos de estudio, análisis y diagnóstico para construir un nuevo paradigma. Una de las primeras consecuencias que se encuentran es que la paz, el Estudio para la paz ha sido despreciado frente al gran interés que la guerra y la violencia han despertado en historiadores o filósofos. El más claro ejemplo, de hombre pacífico donde los haya, se encuentra el ilustrado Inmanuel Kant, que coloca el conflicto como el motor de la historia frente a la paz que supondría un estancamiento de la sociedad, en su peculiar concepción del progreso de la humanidad.

  6. - Para los seres humanos, nada de lo humano nos debe de ser ajeno. El único modo de alcanzar un conocimiento profundo de la humanidad consiste en estudiar tanto las tierras lejanas como las más próximas, tanto las épocas remotas como las actuales. Y adoptando esta visión amplia de la experiencia humana para lograr arrancar las anteojeras que imponen estilos de vida locales para ver al ser humano tal como es realmente.

  7. - Los Estudios para la paz se entroncan con el discurso de la dinámica histórica y de la diversidad polisémica; por ello la idea de paz es precedente al...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA