Conclusiones

Autor:Sergi Jiménez-Martín - Cristina Vilaplana Prieto
Cargo del Autor:Universitat Pompeu Fabra - Universidad de Murcia
Páginas:381-382
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 381

Como balance final, queda patente que la planificación financiera realizada en el año 2008 (Real Decreto de 2 de agosto de 2008) ha resultado deficiente y esta situación se ha tratado de solventar, casi de manera periódica (pasados seis meses en diciembre y otros seis meses en mayo) con unos créditos adicionales. Aunque a primera vista, estos créditos puedan dar la impresión de una mayor generosidad en las prestaciones económicas y en especie, en realidad, sólo suponen un pequeño infiujo de aire para un sistema de dependencia, que se encuentra desbordado para poder cumplir con las prestaciones reconocidas y que un futuro cercano puede encontrarse "ahogado" para poder cumplir con las sucesivas ampliaciones que se ha fijado35.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2010 han presupuestado 1.598,07 millones de euros para el SAAD, que sumados a la aportación de 1.448,18 millones de euros por parte de las Comunidades en términos de nivel de protección mínimo y acordado, darían un total de 3.046,25 millones de euros. Dado el saldo deficitario estimado para los dos ejercicios anteriores, parece conveniente ampliar la financiación del SAAD, para compensar el déficit precedente y hacer frente tanto a la continuidad de las prestaciones concedidas como al reconocimiento de nuevos beneficiarios. En el actual contexto económico, que recomienda

Page 382

un comportamiento austero y una moderación en los gastos, volvemos a poner en tela de juicio hasta qué punto es conveniente que la financiación del SAAD quede expuesta a las disponibilidades...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA