Conclusiones

Autor:J. Ignacio Criado
Páginas:489-504
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 489

¡Oh, alma mía! No aspires a la vida inmortal, pero agota el campo de lo posible

Píndaro

El capítulo de conclusiones completa este libro mediante una recapitulación de los resultados más relevantes de la investigación realizada, teniendo en cuenta su objeto de estudio y objetivos. Este trabajo ha puesto de manifiesto que a lo largo del período central objeto de estudio (1995-2005) se produjo una transformación de los procesos de adquisición, gestión y utilización tecnológica dentro de las administraciones públicas, considerando tanto el tipo de tecnologías puestas en funcionamiento, las nuevas aplicaciones desarrolladas por parte de las administraciones, la repercusión organizativa de tales proyectos, así como el papel que adquirieron en la agenda política, dando un nuevo vuelo a esta vertiente administrativa digital y abriendo una nueva fase en la evolución del sector público. En concreto, los análisis de caso sobre la configuración de la eAdministración en las administraciones de la Comunidad de Madrid (CM) y la Generalitat Valenciana (GVA) permitieron profundizar en la significación de este fenómeno dentro del sector público, así como extraer conclusiones relacionadas con la forma en que operan estas nuevas dinámicas de explotación tecnológica ligadas a una nueva generación de TIC en torno a Internet y la tecnología web. En concreto, los recientes procesos de adquisición, gestión y utilización tecnológica dentro de las administraciones públicas no han operado de manera autónoma, sino que han estado influidos por diferentes variables organizativas que ayudan a comprender sus orientaciones generales y sus principales consecuencias en el sector público. En las siguientes páginas se identifica qué sabemos acerca de la evolución inicial en la configuración de la eAdministración y, al mismo tiempo, se concreta cuáles son las

Page 490

implicaciones teóricas más sustantivas de esta investigación para el estudio de las TIC en las administraciones públicas.

De entrada, la conclusión general de esta investigación implica asumir que la adopción, uso y difusión de las TIC en las administraciones públicas durante los últimos años ha facilitado el desarrollo de innovaciones organizativas y en la gestión administrativa orientadas a la transición hacia una nueva fase en la evolución del sector público. La evidencia empírica que ha aportado este trabajo apoya esta conclusión general, teniendo en cuenta la expansión de utilidades, antes inéditas, asociadas a Internet y la tecnología web en las administraciones públicas, sobre todo, para facilitar el desarrollo de una nueva vertiente organizativa digital, a través de la que ofrecer información y tramitar servicios públicos a los ciudadanos. La concreción de este fenómeno dentro de las administraciones objeto de estudio durante la etapa analizada se hizo patente a través de diferentes aspectos relacionados con su dimensión tecnológica, como el incremento de los recursos económicos y humanos disponibles para su desarrollo, la proliferación de portales web en diferentes órganos administrativos y el aumento de su complejidad cualitativa, la extensión de redes e infraestructuras de telecomunicaciones propias, así como el fortalecimiento de la demanda de usuarios externos de la eAdministración, entre otros factores. En todo caso, la concentración de este tipo de avances en el fortalecimiento de la esfera externa de relación con la ciudadanía, más allá de las transformaciones en la vertiente interna de la gestión administrativa y la organización formal, fue el rasgo característico de los procesos de conformación de la eAdministración dentro de los casos objeto de estudio.

La primera etapa de la eAdministración autonómica se concretó en innovaciones administrativas centradas en la vertiente de relación con los ciudadanos y, por tanto, en la mejora de la provisión de información y la prestación de servicios a través de Internet. Esta investigación ha puesto de manifiesto que la prioridad máxima de los responsables políticos y directivos de las CC.AA., así como la mayoría de las actuaciones implantadas en el ámbito de la eAdministración, se centraron en la construcción de un nuevo canal de interacción con la ciudadanía utilizando Internet y los portales web como medio de enlace, tal y como diversos autores han sostenido a lo largo de los últimos años (Dunleavy y Margetts, 2007; Jaeger, 2006; Reddick, 2004; West, 2003). Este trabajo ha pretendido confirmar que, más allá de utilizar las nuevas herramientas tecnológicas para alterar los procesos de decisión sobre las políticas públicas, los sistemas de producción de los servicios ya en marcha o las instituciones vigentes en las rutinas organizativas, la primera etapa en la evolución de la eAdministración se caracterizó, sobre todo, por la construcción de un medio diferenciado de relación con la ciudadanía, anteriormente inexistente. Al mismo tiempo, esos primeros momentos en la construcción de la eAdministración autonómica, más que corroborar una transformación radical del sector público, apuntaron hacia una nueva etapa en la evolución de las administraciones públicas, pero teniendo en cuenta el carácter evolutivo e incremental del cambio institucional dentro de

Page 491

este tipo de organizaciones (Ballemy y Taylor, 1998; Fountain, 2001; Norris, 2003), así como las limitaciones del diseño racional de nuevas funcionalidades y mejoras en las burocracias públicas dada la variedad de intereses enfrentados entre las elites administrativas (Downs, 1971; Gascó, 2007; Hudson, 1999). Estos planteamientos se han de poner en relación con el marco teórico sobre el que se asientan.

Por un lado, este trabajo ha permitido adentrarse en el debate sobre los efectos de las interacciones entre las TIC y las administraciones públicas. Teniendo en cuenta los enfoques teórico-tecnológicos identificados inicialmente, esta investigación ha subrayado la necesidad de entender las tecnologías en las administraciones públicas desde una perspectiva libre de cerrados presupuestos sobre los potenciales efectos extremos de sus interacciones. Siguiendo la idea de la planificación de un futuro incierto expuesta por Nora y Minc (1978) y su plasmación posterior en la línea de los modernistas críticos en sus distintas versiones (norteamericanos, británicos y holandeses), esta investigación ha sostenido la vigencia del rechazo ante la presunción de consecuencias «extremas» derivadas de la incorporación, uso y difusión de las TIC dentro del sector público, sean éstas positivas o negativas. En otras palabras, los procesos de adquisición, gestión y utilización tecnológica dentro de las administraciones públicas forman parte de dinámicas políticas complejas en las que intervienen factores diversos, que matizan el alcance y extensión que se puede esperar de sus resultados.

En realidad, más allá de cambios generalizados en las administraciones públicas, la primera etapa en la configuración de la eAdministración ha confirmado innovaciones en ámbitos específicos del sector público. Otro de los aspectos que descarta la perspectiva de los efectos «extremos» es que las innovaciones administrativas ligadas a la eAdministración se han vinculado a proyectos generalmente sectoriales, que no han tenido unas consecuencias directas en el conjunto de las organizaciones, sino limitadas a jurisdicciones administrativas o áreas de políticas concretas. En este sentido, se puede hablar de la existencia de islas de innovación para referirse a los resultados dentro de ámbitos muy delimitados de las administraciones públicas, mientras otros mantienen abiertamente los patrones tradicionales de funcionamiento o utilizan las TIC para el reforzamiento del statu quo organizativo (Dunleavy et al., 2006; Heeks, 2006; Hood y Margetts, 2007). En consecuencia, todo ello permite confirmar la existencia de una estructura digital sobrepuesta a la tradicional, que lentamente gana espacio dentro de las administraciones públicas, aunque con ritmos de consolidación variables y poco predecibles de cara al futuro.

Lo anterior también se halla estrechamente ligado al debate sobre las relaciones causales que operan entre las TIC y las administraciones públicas. En este plano, a pesar de que la investigación ha sostenido las debilidades del determinismo tecnológico, así como de los enfoques socio-técnicos, también se han apuntado algunas de sus posibilidades para enriquecer el estudio de los

Page 492

procesos de adquisición, gestión y utilización tecnológica en el sector público. Por ejemplo, los estudios clásicos de la teoría de la difusión de innovaciones han subrayado que las características de determinadas tecnologías concretas facilitan su propagación dentro de las organizaciones (Arthur, 1994), algo que se ha aplicado de manera satisfactoria en el estudio de las páginas web de las administraciones públicas (Weare et al., 1999). Sin embargo, más allá de ciertas consideraciones sobre los patrones de difusión, tal y como se ha confirmado en este trabajo acerca de los portales web de las administraciones autonómicas, este tipo de teorías no han permitido profundizar adecuadamente en otros aspectos que son de interés en el estudio de la eAdministración. Especialmente, estos planteamientos no han contemplado con detenimiento el funcionamiento de otros factores no tecnológicos, que determinan de una manera más intensa la intersección entre las tecnologías y las administraciones públicas.

Por su parte, los enfoques socio-técnicos han posibilitado el encuadre de las dinámicas de difusión tecnológica dentro de las administraciones públicas en un contexto más general de cambios en marcha en las sociedades contemporáneas. Desde esta perspectiva, la eAdministración se ha entendido, al menos en parte, como la respuesta del sector público a las demandas de un nuevo modelo tecno-económico, en el que las tecnologías de información y las redes de comunicaciones se sitúan como centro neurálgico de las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA