Conclusión

Autor:Pablo Lucas Verdú
Páginas:123-125
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 123

Como colofón de esta obra me interesa, aunque alguna referencia he hecho en páginas anteriores, insistir en el significado de este Museo de antigüedades y curiosidades constitucionales. Aquí me remito a las observaciones que sobre este asunto indica Aurora LEON en su sugestivo libro278, cuando nos habla de un museo particular que todos nos fabricamos, un Museo Particular compuesto de numerosos objetos, a veces heterogéneos, que integran una interminable lista de cosas que estimamos museables.

En este caso, creo que este particular Museo es necesario.

Ignoro si he logrado el objetivo de convencer sobre ello. Es segura mi satisfacción al intentarlo. En efecto, la selección de textos y personas relevantes, así como los comentarios correspondientes que aporto me parece que ofrecen una buena justificación.

Considero que este libro puede cooperar, eficazmente, a que los estudiosos del Derecho Constitucional encuentren una ayuda para comprender el significado más profundo y vital de la cultura jurídico-política euroatlántica porque la exposición de los escritos, de las figuras, representaciones y datos que he ofrecido compensa el discurso técnico-jurídico de los tratados y manuales constitucionales.

Si ignoramos las personas, sus circunstancias, los símbolos y las curiosidades constitucionales, corremos el riesgo de no comprender lo que nos dijeron.

Page 124

¿En qué medida esta investigación sólo versa sobre el Derecho Constitucional postergando a las disciplinas del Derecho Administrativo y de las restantes materias del privado? ¿Acaso la cultura en cuanto dimensión valorativa no atañe, también a estas contribuciones?

No es así. Ocurre que en el Derecho Constitucional los valores se propugnan desde el principio articulado de la Constitución española (artículo 1.1) y corroborado en su mandato del artículo 10.1 cuando erige en fundamento del orden político y de la paz social a la dignidad humana.

En las restantes ramas jurídicas cuando se habla de la bona fides, de la equidad, de la administración del patrimonio como un buen padre de familia, del abuso del derecho, etc., encontramos apreciaciones axiológicas que no deben soslayarse.

No cabe duda que los valores iluminan, condicionan la historia del Derecho, la filosofía jurídica y el Derecho Internacional Público. En particular, cuando se hace referencia a los derechos humanos, las afirmaciones axiológicas predominan.

No es posible, tampoco, ignorar obras capitales de numerosos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA