Concepto y características

Autor:David Lorenzo Morillas Fernández - Rosa María Patró Hernández - Marta María Aguilar Cárceles
Cargo del Autor:Profesor Titular de Derecho Penal y Criminología,Universidad de Murcia - Profesora Asociada de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico,Universidad de Murcia - Profesora del Departamento de Historia Jurídica y de Ciencias Penales y Criminológicas, Universidad de Murcia
Páginas:15-41
 
EXTRACTO GRATUITO
Victimología: Un estudio sobre la víctima y los procesos de victimización 15
victimizada, al margen de las estadísticas policiales, lo que creó
la denominación “cifra negra” que permitió abordar la proble-
mática de la criminalidad desde la perspectiva de la víctima.
La Criminología crítica ha jugado un papel muy relevante a
favor del reconocimiento de las víctimas y, sobre todo, los mo-
vimientos de corte feminista –conocido como Criminología
feminista–, llamando la atención sobre determinados tipos
de violencia dirigidos contra la mujer –malos tratos, delitos
sexuales, etc– con el consiguiente establecimiento de progra-
mas de asistencia y la creación de recursos asistenciales.
En definitiva, como concluye Sangrador, la Victimología fue ad-
quiriendo carta de identidad y, como acontece con todo nuevo campo
de investigación, trató de definir su identidad y sus límites, crear una
terminología propia y, en definitiva, ganarse un lugar respetable entre
el conjunto de disciplinas ya establecidas. A lo largo de la década de
los setenta, la Victimología entró ya en un estado de cierta madurez,
adquiriendo por entonces algunas de las características formales de
una disciplina científica hasta su configuración actual donde se en-
cuentra integrada en la sociedad gracias a determinados instrumentos
–leyes victimales, encuestas de victimización, tipos de victimización,
estadísticas victimales (…)–.
II. CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS
Como puede presuponerse, han sido muchas las definiciones rea-
lizadas tendentes a dotar de contenido a la Victimología. Enunciarlas
sería una tarea ardua y compleja que requeriría escribir cientos de
páginas, no siendo ésta la tarea encomendada en estos momentos, de-
bido al extensísimo catálogo existente.
Pese a lo anterior, no conviene olvidar que hubo una época en la que
se huía de realizar definiciones, sobre todo de naturaleza internacional,
debido a un relativo temor a incluir o excluir aspectos o consideracio-
nes que limitaran el campo de actuación de la Victimología. Este he-
cho puede encontrarse documentado en el Convenio de Bellagio (1975)
que partió de que no era correcto proponer una definición completa de
Victimología por las propias variedades y limitaciones de las disciplinas
incursas y, sobre todo, por su escaso desarrollo al tratarse de una ciencia/
16 D. L. Morillas Fernández – R. Mª Patró Hernández – M. Mª Aguilar Cárceles
disciplina en nacimiento. Sin embargo, como puede observarse en los
Symposiums Internacionales celebrados no era ésa precisamente una de
las preocupaciones doctrinales, más bien lo contrario, los propulsores de
los mencionados encuentros, sobre todo el primero y el segundo, inten-
taban fomentar el debate y dotar de contenido a la Victimología, algo, en
mi opinión, completamente lógico y que debe realzarse, siempre y cuan-
do se haga desde un prisma científico, en tanto la aportación de nuevas
conceptualizaciones no hace sino crear y evolucionar el grado de cientifi-
cidad. Así, no conviene olvidar que, como muy bien ha apuntado Serrano
Maíllo, el conocimiento científico se construye mediante la refutación;
esto es, una vez que se formula un postulado científico intentar encontrar
algún otro que lo contradiga y, con ello, cuanto más tiempo transcurra
sin que la refutación se produzca, mayor será la vigencia de la proposi-
ción. Sin embargo, aquí el problema radica en que, como quiera que se
parte de conceptualizaciones teóricas, los datos empíricos desaparecen
o pueden resultar ínfimos pero el avance del conocimiento –en este caso
de las definiciones– debe seguir el mismo proceso: enunciar contenidos
y que otros autores hagan lo propio para ir consolidando cada vez un
concepto más formal y acorde a la realidad de la Victimología, donde el
debate y la crítica científica debe ser bien recibidas en tanto aportan nue-
vas perspectivas de trabajo.
Así pues, el esquema que se propone para desarrollar los conteni-
dos enunciados en el epígrafe es el siguiente: en primer lugar, realizar
una breve revisión histórica por lo que entiendo principales concep-
tualizaciones doctrinales; en segundo, enunciar las características co-
munes que configuran semejantes definiciones para profundizar en
los aspectos más problemáticos; y, por último, teniendo presente lo
anterior, proponer una definición que las integre.
1. Concepto
De conformidad con el esquema propuesto, se presentan algunas
de las definiciones de Victimología planteadas por reconocidos auto-
res a nivel nacional e internacional:
Mendelsohn la identificó como la ciencia de las víctimas y la
victimidad.
Ellenberger la consideró como “una rama de la Criminología,
que se ocupa de la víctima directa del crimen y que compren-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA