El sistema comunitario de marcas: cuatro años de funcionamiento

Autor:Alberto Casado Cervino
Cargo del Autor:Vicepresidente de la OAMI
RESUMEN

1. El sistema comunitario de marcas: su situación.-2. La administración de la OAMI.-2.1. Sistemas informáticos.-3. Actividad registral.-3.1. Oposición.-3.2. Anulación.-3.3. Registro de marcas.-3.4. Representación profesional.-3.5. Otras cuestiones jurIdicas.-3.6. Recursos.-3.7. Temas logísticos.-4. El desarrollo del derecho de marcas en europa.-5. Política de información y cooperación.-5.1. Políti... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. EL SISTEMA COMUNITARIO DE MARCAS: SU SITUACIÓN

    El 1 de abril de 1996 la OAMI abrió sus puertas a los ciudadanos y a las empresas de prácticamente todo el mundo que querían proteger sus marcas en la Unión Europea. Se iniciaba, así, una nueva etapa caracterizada, especialmente, por la creación de un nuevo servicio dirigido a facilitar la puesta en marcha del mercado interior en Europa y a reforzar la transparencia de este mercado. Al mismo tiempo, el sistema de marca comunitaria suponía la materialización de un modelo regional de protección, más dinámico y moderno que los sistemas tradicionales, que responde a las nuevas tendencias generadas por el proceso de mundialización.

    Ahora bien, la apertura de la OAMI al público interesado en proteger sus marcas en el mercado europeo no estaba exenta de incógnitas, retos e, incluso, riesgos. Nadie sabía en 1996 cuál podría ser la reacción de las empresas frente al nuevo título de protección. No era tan siquiera posible aventurar un número cierto de solicitudes que la OAMI recibiría en un período de tiempo dado. Si bien se apuntó una cifra de 15.000 solicitudes al año, la misma perseguía fundamentalmente sentar una base estadística que facilitase el proceso de organización de la Oficina previo a su apertura. Y ni que decir tiene que entre los misterios que sólo el paso del tiempo podía desvelar se encontraban la idoneidad de la organización de la Oficina comunitaria, la calidad del trabajo de sus diferentes órganos y su capacidad de dar una respuesta comunitaria a una demanda mundial.

    Desde aquel primero de abril de 1996 hasta el mes de abril de 2000, han pasado ya cuatro años. Período de tiempo que se ha revelado más que suficiente para mostrarnos la viabilidad del sistema comunitario de marcas. En primer lugar debe subrayarse que el mismo es ahora una completa realidad. En este período de tiempo se han recibido más de 155.000 solicitudes de marcas. Actualmente se reciben un promedio de 230 solicitudes de marca por día laborable. Y se espera que sólo en este año 2000 se superen las 60.000 solicitudes de marcas.

    Cuadro 1 Numero de solicitudes de marcas comunitarias

    [ NO INCLUYE CUADRO ]

    Las solicitudes recibidas proceden de más de 170 países integrantes del Convenio de París o del Acuerdo que establece la Organización Mundial del Comercio. Ahora bien, los principales «clientes» del sistema de la marca comunitaria son Estados miembros de la Unión Europea que, conjuntamente, integran el 61,32 por 100 de todas las solicitudes presentadas. Entre estos Estados miembros, Alemania es el primero de la lista, seguido del Reino Unido, Italia, España y Francia. Sin embargo, el país con el mayor número de solicitudes de marca comunitaria no es un Estado miembro, sino los Estados Unidos de América, con el 27,23 por 100 del número total de solicitudes presentadas en los últimos cuatro años.

    Cuadro 2 Solicitudes de marcas comunitarias (1996-2000)

    [ NO INCLUYE GRAFICO ]

    La OAMI, ante esta fuerte demanda que superó en más del doble las cifras inicialmente previstas, adoptó un conjunto de medidas organizativas y financieras cuyos resultados se han podido apreciar a lo largo de los últimos años, en los que se realizó un gran esfuerzo para reducir el atraso acumulado a raíz de la subestimación del número de solicitudes en 1996. Así, a finales de 1998 se habían publicado 60.000 solicitudes y registrado 24.824 marcas. Y cumpliendo el plan de trabajo elaborado por la Oficina, a finales de 1999 hemos publicado cerca de 100.000 solicitudes y se han registrado algo menos de 60.000 marcas. En otras palabras, el retraso que la Oficina tuvo que soportar como consecuencia del gran volumen de solicitudes recibidas ya ha desaparecido y la OAMI dispone de los medios humanos, técnicos y financieros para satisfacer los intereses de las empresas que solicitan sus servicios.

  2. LA ADMINISTRACIÓN DE LA OAMI

    La OAMI se ha convertido en un moderno órgano de la Unión Europea que utiliza un sistema de tramitación de solicitudes de marca comunitaria totalmente electrónico. Su plantilla está compuesta por 580 puestos a los que hay que añadir aproximadamente 80 puestos cubiertos por personal externo. La Oficina cuenta con varias sedes provisionales y una sede definitiva recién terminada (1.a fase) de prácticamente 40.000 m2 que contiene los servicios comunes y puede albergar a 400 personas. La construcción de la 2.a fase podrá iniciarse una vez se apruebe por el Comité Presupuestario en el transcurso del presente año. En 1999, el presupuesto de la Oficina fue de 118 millardos y en el año 2000 es de 108 millardos. Y lo que es más importante, la OAMI es un órgano que goza de plena autonomía presupuestaria desde 1997. Los ingresos actuales permiten garantizar la autofinanciación futura de la OAMI y abordar con una gran seguridad el desarrollo de otras modalidades de protección registral como son los modelos y dibujos industriales. Es incluso previsible que a partir del año 2006, cuando se empiecen a ingresar las tasas de renovación del registro de marcas, deba reducirse el importe de determinadas tasas. La Oficina no es ni un organismo recaudador de impuestos ni puede tener excedentes estructurales.

    Esta situación y su capacidad de reorganización han permitido a la OAMI absorber el importante número de solicitudes recibidas, no tener retraso en la tramitación de los expedientes y ofrecer el servicio de calidad que su clientela requería. Así, en los cuatro años señalados, la Oficina ha conseguido registrar las solicitudes de marcas en un período de más o menos 12 meses, sálvo "cuando se presentan oposiciones. Al mismo tiempo, ha desarrollado un modelo de gestión, de toma de decisiones y de relaciones con sus distintos «socios» (oficinas nacionales e internacionales, usuarios del sistema, etc.) muy apreciado y que empieza a ser seguido por otros organismos. Es el conocido como «efecto Alicante».

    2.1. Sistemas informáticos

    Desde el comienzo de su organización, se decidió que la OAMI estuviera dotada de unos sistemas informáticos del más alto nivel. A estos efectos se optó por introducir en Alicante la más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA