Comentario al Artículo 244 del Código Penal

Autor:Arturo Fernández Santiago; Marta Castro Fuertes
Cargo del Autor:Abogados
Páginas:747-760
RESUMEN

§ 1. La nueva regulación del delito: La acción típica de sustraer. § 1.1. La sustracción o utilización constitutiva de falta. § 1.2. La falta de consentimiento o autorización. § 2. El período temporal de la sustracción y la restitución. § 3. Autoría. § 4. La consumación. § 5. Subtipos agravados. § 6. Responsabilidad civil de las compañías aseguradoras. § 7. Concurso con el delito de robo con... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 747

§ 1 La nueva regulación del delito: La acción típica de sustraer

El artículo 244.1 CP sufrió varias modificaciones en su regulación con la reforma de la Ley Orgánica 15/2003 de 25 de noviembre. En la actualidad, la Page 748 acción se describe con el término "sustraer", equivalente en su significación al verbo "tomar", que se utiliza para la descripción del hurto en el artículo 234 CP, modificándose así la descripción típica, que antes se refería a la utilización de un vehículo de motor ajeno sin la autorización de su dueño. De igual forma, con la identificación de la acción del hurto de uso con la del hurto común se motiva que quedan fuera del tipo las conductas consistentes en usar un vehículo que ya se tiene porque se ha recibido de su propietario para su reparación o custodia; el conductor habitual del automóvil, si episódicamente usa el automóvil sin autorización en su propio provecho, y tampoco cometerá, ahora, este delito, quien use el vehículo como simple pasajero sin haber tomado parte en la sustracción. En la actualidad, es preciso, en todo caso, extraer el vehículo de la esfera de la disponibilidad del propietario de modo clandestino o subrepticio, es decir, aprovechando que el dueño no se apercibe de ello (STS 03/02/1998).

Con la reforma operada por la LO 15/2003 de 25 de noviembre a la palabra "sustrajere" que implantó el Código Penal de 1995 se añade la de "utilizare" sin la debida autorización, con lo que ahora en este tipo se comprende tanto la acción del que toma o se apodera del vehículo como la del que lo usa sin haber tomado parte en la sustracción, pero conociendo su ilícita procedencia (SAP BARCELONA, sección 5ª, 16/07/2007 y SAP MADRID, sección 1ª, 19/06/2007).

Configuran los elementos del tipo, la falta de ánimo de apropiación y la determinación del valor del objeto sustraído, para diferenciarlo del robo (STS 02/02/1995)229. Page 749 Page 750

Destacar la introducción de la habitualidad, circunstancia a apreciar como agravante (segundo párrafo del inciso 1º).

Es de señalar la inclusión del ciclomotor en el tipo, aún reconociendo el carácter atípico del ciclomotor (STS 02/02/1995).

§ 1 1. La sustracción o utilización constitutiva de falta

No constando informe pericial que determine el valor del vehículo que permita concretar que nos hallamos ante un delito o una falta, y al proscribirse las presunciones en contra del reo en nuestro derecho penal, se debe considerar, Page 751 a falta de tasación pericial, que el valor del vehículo no supera los 400 euros, hallándonos ante una falta prevista en el artículo 623.3 CP (SAP BARCELONA, sección 5a, 16/07/2007).

§ 1 2. La falta de consentimiento o autorización

La falta de consentimiento o autorización del dueño del vehículo de motor, como elemento negativo integrador del tipo del delito de utilización ilegítima, al igual que los restantes elementos objetivos que constituyen la conducta típica, ha de ser abarcado enteramente y de forma clara por el dolo del sujeto activo. Además, la voluntad o consentimiento del dueño puede ser, no sólo expreso, sino también tácito o presunto (SSTS 10/10/1984 y 29/04/1987), sin que la exigencia legal de autorización o la dicción del precepto avalen necesariamente la interpretación extensiva y contraria al reo de que ha de existir un consentimiento expreso (SSTS 20/02/1981 y 24/05/1982), debiendo entenderse, en todo caso, que el consentimiento excluyente de la antijuridicidad ha de ser racionalmente fundado (SSTS 14/05/1962; 22/05/1974 y 18/06/1980). Tanto estos casos de autorización tácita o presunta, cuando la misma no se da en la realidad, como aquéllos en que pudiera existir una discordancia entre la voluntad del dueño y la del poseedor legítimo del vehículo, siendo la de éste favorable a la ajena utilización, deben contemplarse bajo la figura del error invencible de tipo, que excluye la responsabilidad criminal por ausencia de dolo, más que como supuestos de atipicidad de la conducta (SAP TOLEDO, 15/03/1993).

§ 2 El período temporal de la sustracción y la restitución

El legislador al regular el delito de robo y hurto de uso de vehículos y por diferencia al simple robo o hurto, castiga a los que sin intención de incorporar un vehículo a su patrimonio o de apropiárselo tan sólo pretenden utilizarlo, estableciendo un plazo máximo durante el cual se puede prolongar la situación de apoderamiento, transcurrido ese plazo, que el Código fija en 48 horas, el delito deja de ser un hurto o robo de uso de vehículo para transformarse en robo o hurto convencionales (SAP BALEARES, 07/02/2000). Page 752

§ 3 Autoría

Se consideran autores de los delitos de hurto o robo de uso de vehículo a quienes intervinieron de algún modo en el momento inicial del apoderamiento del vehículo ajeno, no a quienes lo condujeran u ocuparan en un momento posterior, conductas que ahora son atípicas porque el legislador ha querido excluirlas de acuerdo con el principio de intervención mínima, que actualmente constituye uno de los rectores del derecho penal y que es utilizado con frecuencia para excluir las condenas penales en casos de ilicitudes menores (SSTS 24/03/2000 y 08/11/2002)230.

§ 4 La consumación

El delito de robo o hurto de uso de vehículo de motor queda consumado con la puesta en marcha del vehículo, sin que sea preciso gozar de una real disponibilidad sobre el bien sustraído (SAP MADRID, sección 4a, 17/05/2005)231. Page 753

§ 5 Subtipos agravados

El uso de fuerza califica la sustracción del citado vehículo como de robo de uso y no de hurto (SAP BALEARES, 07/02/2000).

La falta de restitución, relativa a la previsión al plazo de recuperación del vehículo a que alude el artículo 244 puede modificar la calificación intrínseca del hecho, ya que tal factor sólo se toma en cuenta a efectos de penalidad y a modo de tipo agravado del hurto o robo cometido (SAP VALENCIA, 21/02/2000), siquiera indirecta, del vehículo realizada dentro de las cuarenta y ocho horas, permite negar cualquier voluntad de devolución de lo sustraído, de conformidad con una doctrina jurisprudencial en la que se afirma que la restitución indirecta existe si se deja el automóvil en lugar de fácil localización por su titular, y no cuando se efectúe el abandono en lugar totalmente ignorado para él (STS 31/03/2001).

§ 6 Responsabilidad civil de las compañías aseguradoras

El Tribunal Supremo se ha inclinado por entender que el robo de uso es un supuesto de exclusión de responsabilidad civil de las compañías aseguradoras asemejable al robo (SSTS 14/12/1997 y 14/03/1998). 232Ya sin duda en esos robos incluso de uso pues la Ley no distingue especialmente entre unos y otros, ya que en uno y otro caso no hay relación alguna entre el dueño del vehículo y quien lo usa tras su sustracción mediante el robo, se dan en el presente caso todas las circunstancias para dar lugar a la responsabilidad civil del Consorcio de Compensación de Seguros (SSTS 04/12/1997; 04/11/1998 y 03/07/2005). Page 754

El alcance interpretativo de las obligaciones resarcitorias del seguro obligatorio, caso de delitos dolosos, fue resuelto de forma incontestable en dos Plenos no jurisdiccionales de la Sala Segunda de 14/12/1994 y 06/03/1997. El art. 117 y su concordante en el Anexo debemos entenderlos en el sentido de que el autor del delito doloso no puede ser beneficiario de indemnización alguna, en lo concerniente a los daños y perjuicios sufridos en los bienes propios. Pero, lógicamente, ello no excluye que tal indemnización se produzca con respecto a terceros perjudicados por tal doloso comportamiento (STS 20/07/2004)233.

§ 7 Concurso con el delito de robo con violencia e intimidación

La cuestión aquí planteada es ciertamente compleja y no siempre ha sido resuelta de la misma manera, como reconoce la STS 21/10/1988. Para los supuestos de concurso del robo con violencia o intimidación y la utilización ilegítima de vehículos de motor ajeno, la STS 04/07/1988, hizo un ponderado análisis de la evolución jurisprudencial de este Alto Tribunal sobre el particular, destacando cómo inicialmente se estimó, en estos casos, la existencia de un concurso real; luego la de un concurso ideal (existencia de un solo hecho y dos delitos distintos, con diferentes bienes jurídicos protegidos) y, finalmente, la de un solo hecho, constitutivo de un solo delito, en fenómeno de progresión delictiva (vid. STS 31/05/1988); pues aunque, sin duda, se trata de delitos distintos, en cuanto uno se refiere a la privación del ius utendi y el otro a la usurpación de todas las facultades dominicales, es lo cierto que ambos se hallan inscritos en el ámbito de los ilícitos patrimoniales de apropiación. Por ello, de acuerdo con esta orientación jurisprudencial (vid. SSTS 31/05/1988; 04/07/1988; 20/01/1989 y Page 755 16/06/1989), deben calificarse los hechos como constitutivos de un delito de robo con intimidación pues, incluso, resultaría paradójico que si el apoderamiento del bolso y efectos de la víctima hubieran sido calificados como constitutivos de un delito de robo con intimidación -como parece lo más correcto desde el punto de vista técnico- la calificación unitaria de la conducta del procesado hubiera podido parecer más evidente que si, como sucede en el presente caso, ha sido calificada como constitutiva de una simple falta de hurto, y penada...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA