Comentario al Artículo 158 del Código Penal

Autor:Sergio Amadeo Gadea
Cargo del Autor:Abogado Criminólogo
Páginas:187-191
RESUMEN

§ 1. La imprudencia profesional. § 2. La inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 187

§ 1 La imprudencia profesional

La doctrina sobre los requisitos para estimar el concepto penalmente relevante de imprudencia se puede resumir así: 1) Existencia de una acción u omisión, voluntaria pero no maliciosa. 2) Un elemento psicológico consistente en el poder o facultad del agente de poder conocer y prevenir un riesgo o peligro susceptible de determinar un daño. 3) Un factor normativo que consiste en la infracción de un deber objetivo de cuidado en el cumplimiento de reglas sociales establecidas para la protección de bienes social o individualmente valorados, y que es la base de la antijuricidad de la conducta imprudente. 4) Causación de un daño. 5) Relación de causalidad entre la conducta descuidada e inobservante de la norma objetiva de cuidado, como originario y determinante del resultado lesivo sobrevenido (STS 14/02/1997). Cuando la culpa esté relacionada con la conducta de un profesional, que ha de tener saberes y posibilidades específicas de actuación preventiva de un daño, las reglas socialmente definidas alcanzan un más alto grado de exigencia pues no son ya las comunes que se imponen a cualquier persona, sino que incluyen las del conocimiento y aplicación de los saberes específicos para los que ha recibido una especial preparación y titulación. La inobservancia de esas reglas determina un plus de antijuricidad. En el caso concreto de la culpa médica se ha reconocido en la doctrina de la Sala Page 188 Segunda "que no la constituye un mero error científico o de diagnóstico, salvo cuando constituyen un error cuantitativa o cualitativamente de extrema gravedad, ni cuando no se poseen unos conocimientos de extraordinaria y muy calificada especialización, y para evaluarla se encarece señaladamente que se tengan en consideración las circunstancias de cada caso concreto, con lo que se determinan grandes dificultades porque la ciencia médica no es una ciencia de exactitudes matemáticas y los conocimientos diagnósticos y de remedios están sometidos a cambios constantes determinados en gran medida por los avances científicos en la materia", como estableció la STS 25/05/1999. En el Código vigente con general aceptación de la doctrina científica, ha desaparecido como se establece en el art. 12 la configuración genérica de la imprudencia ("crimen culpae"), sustituida por tipificaciones concretas de la misma expresamente establecidas en la ley ("crimina culposa") y ha desaparecido también la calificación tripartita del sistema derogado. Las nuevas categorías legales de imprudencia son la grave, la única que constituye delito y la leve que equivalen en lo esencial a las anteriormente denominadas temeraria y simple. Se diferencian básicamente entre sí en la mayor o menor intensidad del quebrantamiento del deber objetivo de cuidado que, como elemento normativo, sigue siendo la idea vertebral del concepto de imprudencia, como se dijo en la STS 10/10/1998. La imprudencia grave69 requiere el olvido u omisión de los cuidados y atención más elementales Page 189 lo que se traduce, en el caso de la culpa médica profesional, en impericia inexplicable y fuera de lo corriente. La STS 05/04/199570 dictada bajo la vigencia del CP de 1973 condenó por un delito de imprudencia temeraria con resultado de lesiones graves causadas al feto, cuando no existía la específica tipicidad del art. 158 del Código vigente de 1995 que así lo establece, aunque ya se vislumbraba a tenor de los proyectos de reforma (STS 29/11/2001). Page 190

El...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA