El cochazo del jefe

Autor:Planificación Jurídica
RESUMEN

Una empresa ha comprado un turismo de gama alta para el Director Gral. de la compañía (DG) -que además tiene una participación del 10% del capital social de la misma- para que lo utilice tanto en sus desplazamientos profesionales como para fines particulares. El uso empresarial que se dará al vehículo será en una proporción importante del tiempo, debido a la labor comercial y de representación que desarrolla personalmente el propio DG y que, aunque no dispone de ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. El problema que se plantea es doble:

  2. La adquisición de un automóvil a una actividad económica, como bien se menciona en la consulta, no es tanto de utilización concreta del mismo en actividades empresariales, como en la disponibilidad del usuario en las mismas y, alternativamente, para fines particulares.
  3. La consulta se refiere al acuerdo a que han llegado la empresa y su Director General (DG) respecto a la disponibilidad para fines empresariales de un 60 a 70% de las jornadas laborales anuales. Este acuerdo, viciado por la condición de DG y socio de la empresa, adolece del inconveniente de que se olvidan las jornadas festivas, vacacionales, etc., en las que la disponibilidad suele ser del 100% para el DG, salvo el caso, improbable, de que encierre el automóvil, fuera de su control durante dichas jornadas.
  4. La Ley del IVA, más pragmática que las de los impuestos directos, establece una presunción, que admite prueba en contrario, de una utilización al 50% para uno y otro uso (Art.95.Tres.2º LIVA, L 37/1992, de 28.12)
  5. La prueba de un grado distinto de disponibilidad presenta grandes dificultades de orden práctico. Por ello, la Administración suele aceptar un reparto del 50% de la disponibilidad. Un sencillo cálculo de jornadas y horas nos lleva a considerar dicha proporción como bastante realista.
  6. Los problemas que puede plantear la Administración en relación con dicho reparto son:

  7. Impuesto sobre Sociedades: Puede considerar las diferencias de aplicación de una u otra proporción. (Art. 47 TRLIRPF, RDLeg. 3/2004, de 05.03).
  8. Puede considerar las diferencias gasto no deducible, como retribución del capital. (Art. 14.1.a) TRLIS, RDLeg. 4/2004, de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA