CMT: La actividad de las aapp en el sector de las telecomunicaciones

Páginas:187-194
 
EXTRACTO GRATUITO

CATÁLOGO DE BUENAS PRÁCTICAS

Cuadernos CMT

, Madrid 2005.

Recogemos a continuación las recomendaciones finales incorporadas por la CMT a su catálogo de buenas prácticas de las Administraciones Públicas recientemente publicado en su colección «Cuadernos CMT», cuyo texto completo pueden encontrarse en su página Web www.cmt.es.

RECOMENDACIONES

El objeto de este último epígrafe es ofrecer algunas recomendaciones, derivadas de todo lo anterior, sobre la forma en la que las Administraciones Públicas, o las entidades por ellas participadas mayoritariamente, podrían intervenir en el sector de las telecomunicaciones.

Esta lista de recomendaciones no tiene carácter cerrado sino meramente indicativo. Contiene, por lo tanto, sólo algunas de las cuestiones más importantes que, a juicio de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, han de tomar en consideración las Administraciones Públicas cuando actúen en el mercado. Todo ello sin perjuicio del ejercicio por la Comisión de sus competencias para la supervisión de las obligaciones que han de cumplir los operadores en los mercados de telecomunicaciones y la imposición ,en su caso, de obligaciones específicas.

1. Toda intervención de la Administración Pública en el sector de las telecomunicaciones, incluidas las decisiones empresariales públicas, debe venir justificada desde la perspectiva del interés público. Este interés público puede concretarse en: la promoción del desarrollo del sector de las telecomunicaciones; la utilización de los nuevos servicios y el despliegue de redes, así como el acceso a éstos en condiciones de igualdad; y el impulso de la cohesión territorial, económica y social. También podrá consistir en propiciar el incremento de las ofertas, promover la inversión eficiente en nuevas infraestructuras, el fomento de la innovación tecnológica y, en definitiva, los beneficios para los ciudadanos derivados del régimen de libre competencia.

Cuando existan intereses concurrentes, este interés público habrá de valorar los objetivos previstos en la legislación sobre telecomunicaciones y ponderar los distintos intereses en juego. Así se deberá privilegiar las soluciones que, satisfaciendo las mismas necesidades:

  1. Fomenten la competencia en el mercado; por ejemplo, utilizando el concurso público como forma de selección y adjudicación de las empresas encargadas de satisfacer las necesidades no cubiertas debidamente por el mercado;

  2. Promocionen las inversiones eficientes en materia de infraestructuras y el fomento de la innovación;

  3. Resulten neutrales desde el punto de vista tecnológico: es decir, no condicionen la tecnología utilizada para prestar los servicios (por ejemplo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA