Las claves del procedimiento concursal

Autor:Carlos Marín Lama; José Mauro Vicente Hernández
Cargo del Autor:Abogado. Profesor, Universidad de Barcelona /Abogado y documentalista, Planificación Jurídica
Páginas:15-47
RESUMEN

3.1. Fases del concurso de acreedores. 3.2. Incidente concursal. 3.3. Procedimiento abreviado. 3.4. Solicitud de declaración de concurso. 3.5. Declaración de concurso por el juez. 3.6. Tipos de concurso: voluntario y necesario. 3.7. Auto de declaración del concurso. 3.8. Administración concursal. 3.9. Efectos de la declaración de concurso de acreedores. 3.9.1. Efectos de la declaración de... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 15

La LC persigue, por un lado, que las empresas en crisis soliciten el concurso antes de que se agoten todos sus activos y, por otro, que los administradores sean conscientes de que una inadecuada gestión empresarial pueda repercutir en su propio patrimonio personal, pues podrán los acreedores concursales obligarles a pagar de su peculio la parte de los créditos que hayan dejado de percibir en la liquidación judicial de la masa activa.

La LC, si bien tiene como finalidad primaria del concurso la máxima satisfacción de los acreedores, permite también al empresariado utilizar este procedimiento para que la empresa siga existiendo, y pueda salir de una crisis, bajo la misma titularidad del deudor, si es persona natural, o la de los socios, si es persona jurídica la concursada, mediante la protección de la empresa como una fuente de generación económica, en torno a la cual giran una gran cantidad de intereses: los de los trabajadores que no quieren perder su fuente de trabajo; los de los accionistas, quienes buscan proteger su inversión; los de los acreedores financieros, que buscan el retorno de sus capitales; los de los proveedores que buscan no solo el pago de sus créditos, sino también el conservar a un cliente; los de la sociedad quien no puede ver perder una fuente de riqueza para todos y una fuente de satisfacción de las necesidades laborales y empresariales de una comunidad.

Para ello el empresario-deudor deberá conocer los pormenores de sus derechos y obligaciones, y en este sentido veremos a continuación de manera resumida cuales son estas claves que debe tener presente en todo procedimiento concursal.

3.1. Fases del concurso de acreedores

La LC prevé que la tramitación del concurso en sus diferentes fases en cuanto que procedimiento judicial, se divida en seis secciones, ordenándose las actuaciones de cada una de ellas en cuantas piezas separadas sean necesarias o convenientes. El contenido de dichas secciones es (art.183 LC):

  1. Sección primera: comprenderá lo relativo a la declaración de concurso, a las medidas cautelares, a la resolución final de la fase común, a la conclusión y, en su caso, a la reapertura del concurso.

  2. Sección segunda: comprenderá todo lo relativo a la administración concursal del concurso, al nombramiento y al estatuto de los administradores concursales, a la determinación de sus facultades y a su ejercicio, a la rendición de cuentas y, en su caso, a la responsabilidad de los administradores concursales.

  3. Sección tercera: comprenderá lo relativo a la determinación de la masa activa, a la sustanciación, decisión y ejecución de las acciones de reintegración y de reducción, a la realización de los bienes y derechos que integran la masa activa, al pago de los acreedores y a las deudas de la masa.

  4. Sección cuarta: comprenderá lo relativo a la determinación de la masa pasiva, a la comunicación, reconocimiento, graduación y clasificación de créditos. En esta sección se incluirán también, en pieza separada los juicios declarativos contra el deudor quePage 16 se hubieran acumulado al concurso de acreedores y las ejecuciones que se inicien o reanuden contra el concursado.

  5. Sección quinta: comprenderá lo relativo al convenio o, en su caso, a la liquidación.

  6. Sección sexta: comprenderá lo relativo a la calificación del concurso y a sus efectos.

3.2. Incidente concursal

Todas las cuestiones que se susciten durante el concurso y no tengan señalada en la LC otra tramitación se ventilarán por el cauce del incidente concursal, cuya regulación y tramitación se desarrolla en los artículos 192 a 196.

3.3. Procedimiento abreviado

La LC establece un procedimiento abreviado que con carácter general supone reducir a la mitad los plazos previstos para el procedimiento general. Ello sucederá cuando el deudor sea persona física o jurídica, pueda presentar, conforme a lo dispuesto en la legislación mercantil balance abreviado y la estimación inicial de su pasivo no supere 10.000.000 de euros. En cualquier momento de la tramitación en que quede de manifiesto el cumplimiento de los anteriores requisitos, el juez podrá ordenar la conversión al procedimiento abreviado. En sentido contrario podrá ordenar la conversión inversa al procedimiento general cuando quede de manifiesto en un procedimiento abreviado que no se cumplen dichos requisitos.

3.4. Solicitud de declaración de concurso

La solicitud puede ser presentada por el propio deudor o por cualquiera de sus acreedores.

Si la solicitud se presenta por el propio deudor, éste deberá justificar su endeudamiento y expresará si su estado de insolvencia es actual o si lo prevé como inminente, y acompañará la siguiente documentación (art. 6.2 LC):

  1. Poder especial para solicitar el concurso.

  2. Memoria de la historia económica y jurídica del deudor, de la actividad o actividades realizadas durante los tres últimos años, de sus establecimientos y explotaciones, de las causas de su situación de insolvencia y de las valoraciones y propuestas sobre la viabilidad patrimonial de la empresa.

  3. Inventario de bienes y derechos con indicación de los gravámenes y cargas que los afecten.

  4. Relación alfabética de acreedores, de la cuantía y vencimiento de sus respectivos créditos y de las garantías personales o reales constituidas.

  5. Si el deudor estuviera legalmente obligado a llevar contabilidad, acompañará además (art. 6.3 LC):

Page 17

-Cuentas anuales y en su caso informes de gestión o informes de auditoría de los tres últimos años.

-Memoria de los cambios significativos en el patrimonio operados con posterioridad a las últimas cuentas anuales formuladas y depositadas y de las operaciones que por su naturaleza, objeto o cuantía se aparten o excedan de la actividad habitual del deudor.

-Estados financieros intermedios elaborados con posterioridad a las últimas cuentas anuales formuladas, en el caso de que exista obligación de comunicarlos o presentarlos a autoridades supervisoras.

-Si el deudor forma parte de un grupo de empresas, ya sea como sociedad dominante o dominada, debe acompañar también las cuentas anuales y el informe de gestión consolidados correspondientes a los tres últimos ejercicios, así como el informe de auditoría emitido sobre dichas cuentas y una memoria expresiva de las operaciones realizadas con otras sociedades del grupo durante ese mismo período.

-Si la solicitud se presenta por un acreedor, éste deberá fundarla o en el título por el cual se haya ordenado el embargo contra el deudor sin que del mismo hayan resultado bienes bastantes para el pago o en la existencia de alguno de los siguientes hechos (art. 2.4 LC):

1-. El sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.

2-. La existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten de manera general al patrimonio del deudor.

3-. El alzamiento o liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.

4-. El incumplimiento generalizado de alguna de estas obligaciones: las de pago durante los tres meses anteriores a la solicitud de concurso de las obligaciones tributarias, de las cuotas de la Seguridad Social y demás conceptos de recaudación conjunta, y las de pago de salarios, indemnizaciones y demás retribuciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes también a las tres últimas mensualidades.

El acreedor que solicite la declaración de concurso deberá acompañar el documento que acredite su crédito contra el deudor, y expresar en su solicitud el origen, naturaleza, importe, fechas de adquisición y vencimiento de su crédito y situación actual del mismo (art. 7.1 LC).

Page 18

3.5. Declaración de concurso por el juez

La competencia para declarar y tramitar el concurso corresponde al juez de lo mercantil en cuyo territorio tenga el deudor el centro de sus intereses principales. Por centro de los intereses principales se entiende el lugar donde el deudor ejerce de modo habitual y reconocible por terceros la administración de tales intereses. En el caso de personas jurídicas, se presume que dicho lugar es su domicilio social.

Presentada la solicitud de concurso por el deudor o por cualquier acreedor, el juez, previos los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA