Las claves de la nueva Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Introducción

El 28 de septiembre de 2013 se ha publicado en el BOE la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización (más conocida como “Ley de Emprendedores”)

http://www.boe.es/boe/dias/2013/09/28/pdfs/BOE-A-2013-10074.pdf

Esta Ley tiene por objeto apoyar al emprendedor y la actividad empresarial, favorecer su desarrollo, crecimiento e internacionalización y fomentar la cultura emprendedora y un entorno favorable a la actividad económica, tanto en los momentos iniciales a comenzar la actividad, como en su posterior desarrollo, crecimiento e internacionalización. Y para ello incluye importantes medidas que abarcan diferentes ámbitos de nuestro ordenamiento jurídico: fiscal, laboral, mercantil, concursal y administrativo.

Dada la amplitud de la citada norma y su repercusión en diferentes ámbitos, hemos elaborado este documento sobre las medidas más relevantes recogidas en esta Ley.

Novedades en el ámbito fiscal

En materia fiscal, las modificaciones aprobadas afectan fundamentalmente a la normativa reguladora del IVA, del Impuesto sobre Sociedades y del IRPF:

  • En el IVA y en el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) se introduce, con efectos desde el 01-01-2014, el régimen especial del criterio de caja.
  • En el Impuesto sobre Sociedades se modifica el régimen de reducción de las rentas procedentes de la cesión de determinados activos intangibles (Patent Box), se introduce una nueva deducción en cuota para pymes o micropymes por la inversión de los beneficios del ejercicio en elementos nuevos de inmovilizado material o inversiones inmobiliarias y se modifica la norma relativa al límite sobre la cuota íntegra respecto a la deducción por I+D+i. Se modifica también la deducción por creación de empleo para trabajadores con discapacidad
  • En el IRPF se modifica el régimen de incentivos fiscales para inversiones en empresas de nueva o reciente creación (Business Angels) y la posibilidad de los empresarios y profesionales de aplicar la deducción por inversiones que se introduce en el Impuesto sobre Sociedades.
  • Impuesto sobre el valor añadido (IVA)

    Creación del régimen especial del criterio de caja

    En el ámbito del IVA, se crea un régimen voluntario especial del criterio de caja, con efectos a partir del próximo 1 de enero de 2014, que podrán aplicar los sujetos pasivos del IVA cuyo volumen de operaciones durante el año natural anterior no haya superado los 2.000.000 de euros. La aprobación de dicho régimen trata de paliar los problemas de liquidez y de acceso al crédito tanto de los autónomos como de las PYMES, evitando que se tenga que ingresar en Hacienda el IVA repercutido de las facturas expedidas hasta el momento que éste sea efectivamente abonado por el cliente, sustituyendo el tradicional criterio de devengo por el de caja.

    En términos generales este régimen especial, que tiene efectos desde el 1 de enero de 2014, supone que el impuesto se devenga en el momento del cobro total o parcial del precio y que el derecho a la deducción de las cuotas soportadas nace en el momento del pago total o parcial del precio. No obstante hay que señalar que existe una fecha límite para el devengo del IVA (con independencia de que se haya cobrado o no), y para el nacimiento del derecho a la deducción y esta es el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en el que se haya realizado la operación.

    En términos generales este régimen especial supone que el IVA se devenga en el momento del cobro total o parcial del precio y que el derecho a la deducción de las cuotas soportadas nace en el momento del pago total o parcial del precio. No obstante hay que señalar que existe una fecha límite para el devengo del IVA (con independencia de que se haya cobrado o no), y para el nacimiento del derecho a la deducción y esta es el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en el que se haya realizado la operación. Hay que indicar, que la repercusión del IVA continuará efectuándose en el momento de expedir y entregar la factura.

    Es decir, aunque un contribuyente no hubiese optado por el régimen de caja, si su proveedor si lo aplica, las cuotas de IVA soportadas en las operaciones realizadas con el mencionado proveedor no serán deducibles hasta el momento de su pago.

    Quedan excluidas de esta modalidad las operaciones acogidas a los regímenes especiales simplificados, el de agricultura, ganadería y pesca, el oro de inversión o los servicios prestados por vía electrónica y el régimen de grupo de entidades. También hay ciertas operaciones a las que no será de aplicación este régimen, como las adquisiciones intracomunitarias de bienes o los supuestos de inversión del sujeto pasivo, entre otras operaciones.

    Con relación a las obligaciones formales de este nuevo régimen especial, le recordamos que el Real Decreto 828/2013, de 25 de octubre (BOE de 26 de octubre) por el que se modifica el Reglamento del IVA, el Reglamento de Revisión, el de Aplicación de los Tributos y el Reglamento de Facturación, describe las líneas maestras y las modificaciones reglamentarias pertinentes para aplicar este nuevo criterio, que entre otras regulaciones, contempla la mención que ha de constar en las facturas emitidas por quienes opten por este régimen especial, así como de las posibles incidencias, tanto en contabilidad como en las declaraciones mensuales o trimestrales del IVA.

    ¿Quiénes pueden aplicarlo?

  • Podrán aplicar el régimen especial del criterio de caja los sujetos pasivos del IVA cuyo volumen de operaciones durante el año natural anterior no haya superado los 2.000.000 de euros. Se excluye a los sujetos pasivos cuyos cobros en efectivo, respecto de un mismo destinatario durante el año natural, supere la cuantía de 100.000 euros.
  • Se puede aplicar el año de inicio de la actividad. Para determinar si en el segundo año se aplica, el importe del volumen de operaciones del anterior se eleva al año.
  • Para determinar el volumen de operaciones se incluirán aquéllas respecto de las cuales se hubiera producido el devengo del IVA, sin aplicar el devengo del régimen especial de caja.
  • ¿Cómo acogerse al régimen de caja?
  • La opción para acogerse al nuevo régimen deberá ejercitarse al tiempo de presentar la declaración de comienzo de la actividad, o bien, durante el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto, entendiéndose prorrogada para los años siguientes en tanto no se produzca la renuncia al mismo o la exclusión de este régimen. Por tanto todas aquellos obligados que quieran acogerse al mismo en el momento en que entre en vigor y estén desarrollando ya su actividad habrán de solicitarlo el próximo mes de diciembre.
  • La renuncia al régimen se ejercitará mediante comunicación a la AEAT a través de la presentación de la correspondiente declaración en el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que deba surtir efecto.
  • Opción y renuncia al régimen

    • Si se inicia la actividad, al tiempo de la declaración de comienzo.

    • Si es de una actividad que se está ejerciendo, en el mes de diciembre del año anterior al que debe surtir efecto.

    • Se entiende tácitamente prorrogada mientras no se renuncie.

    • La opción es global, por todas las operaciones que no estén excluidas.

    • La renuncia también se realiza en el mes de diciembre anterior al inicio del año en que debe surtir efectos y con efectos mínimos de 3 años.

    Exclusión del régimen

    • Volumen de operaciones del año > 2.000.000 euros (en caso de inicio elevación al año).

    • Cobros en efectivo, respecto de un mismo destinatario, en el año > 100.000 euros.

    • La exclusión tiene efectos al año siguiente al que se haya superado uno de los límites y, cuando vuelva a estar dentro de ellos, puede volver a optar.

    ¿Se aplica a todas las operaciones?

    El régimen especial se referirá a todas las operaciones realizadas por el sujeto pasivo, salvo que aplique alguno de los siguientes regímenes especiales:

    Ø Régimen simplificado

    Ø Régimen de la agricultura, ganadería y pesca

    Ø Régimen del recargo de equivalencia

    Ø Régimen del oro de inversión

    Ø Régimen de servicios prestados por vía electrónica

    Ø Régimen de grupo de entidades

    Tampoco será de aplicación este régimen cuando se trate de alguna de las siguientes operaciones:

    Ø Entregas exentas por exportaciones de bienes y las operaciones asimiladas a las exportaciones

    Ø Entregas exentas relativas a las zonas francas, depósitos y otros depósitos, regímenes aduaneros y fiscales

    Ø Entregas exentas de bienes destinados a otro Estado miembro

    Ø Importaciones y operaciones similares a las importaciones

    Ø Adquisiciones intracomunitarias de bienes

    Ø Los supuestos de inversión del sujeto pasivo

    Ø Autoconsumo de bienes y las operaciones asimiladas a las prestaciones de servicios

    Devengo y repercusión del IVA

  • El IVA se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos. Si este no se ha producido, el devengo se produce a 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación.
  • La repercusión del IVA en las operaciones a las que sea de aplicación este régimen especial deberá efectuarse al tiempo de expedir y entregar la factura correspondiente, pero se entenderá producida en el momento del devengo por el criterio de caja.
  • Deducción de las cuotas soportadas
  • El derecho a la deducción de las cuotas soportadas nace en el momento del pago total o parcial del precio de los importes efectivamente satisfechos o, si este no se ha producido, el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación.
  • Lo anterior será de aplicación con independencia del momento en que se entienda realizado el hecho imponible. A estos efectos, deberá acreditarse el momento del pago, total o parcial, del precio de...

    Para continuar leyendo

    SOLICITA TU PRUEBA