Clasificación general de los trastornos mentales según los manuales internacionales de diagnóstico. Especial mención a los trastornos conocidos como neuróticos y del control de los impulsos

Autor:Salud de Aguilar Gualda
Páginas:113-153
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 113

Clasificación general de los trastornos mentales según la CIE-10

La CIE-10, acrónimo de la Clasi’cación Internacional de Enfermedades, décima versión, correspondiente a la versión en español de la International Statistical Classi’cation of Diseases and Related Health Problems (ICD), determina la clasificación y codificación de las enfermedades y una amplia variedad de signos, síntomas, hallazgos anormales, denuncias, circunstancias sociales y causas externas de daños y/o enfermedad. Su uso está generalizado en todo el mundo y de hecho es el sistema de clasificación de enfermedades cuyo uso es aconsejado por la OMS. La lista CIE-10 tiene su origen en la «Lista de causas de mortalidad», cuya primera edición la realizó el Instituto Internacional de Estadística en 1893. La OMS se hizo cargo de la misma en 1948, en la sexta edición, la primera en incluir también causas de morbilidad. A la fecha, la lista en vigor es la décima, y la OMS sigue trabajando en ella.

La CIE-10 se desarrolló en 1992 para explorar estadísticas de morbi-mortalidad. La OMS publica actualizaciones menores anuales y actualizaciones mayores cada tres años. Posteriormente, algunos paí-

Page 114

ses han creado sus propias extensiones del código CIE-10. Por ejemplo, Australia presentó su primera edición, la «CIE-10-AM» en 1998; Canadá publicó su versión en el 2000, la «CIE-10-CA». Alemania también tiene su propia extensión, la «CIE-10-GM». En EE.UU se añadió el anexo con el sistema de clasificación de procedimientos o ICD-10-PCS.

Dentro de la clasificación elaborada por la CIE, cada afección puede ser asignada a una categoría y recibir un código de hasta seis caracteres de longitud (en formato de X00.00). Cada una de tales categorías puede incluir un grupo de enfermedades similares.

En la CIE-10, los trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos se incluyen juntos en un grupo general debido a su relación histórica con el concepto de neurosis y porque muchos de ellos (no se sabe cuántos) están en relación con la presencia de motivos psicológicos. En la CIE-10 el concepto de Neurosis no se ha mantenido como un principio fundamental de organización, pero se ha cuidado el permitir la identificación fácil de trastornos que algunos usuarios pueden aún querer considerar como neuróticos, en un sentido particular del término. A continuación se presentan en formato de tabla los epígrafes de la CIE-10 correspondientes a los distintos tipos de trastorno mental. Se destacan aquellos que son objeto de estudio en el presente trabajo de investigación.

Tabla 1. Clasificación de los trastornos mentales según la CIE-10

EPÍGRAFE CIE-10 y TIPO DE TRASTORNO MENTAL

F.00-F.09 Demencias y trastornos mentales orgánicos

F.10-F.19 Trastornos mentales y del comportamiento por el consumo de sustancias psicotropas

F.20-F.29 Esquizofrenia, trastorno esquizotípico y otros trastornos de ideas delirantes

F.30-F.39 Trastornos del humor (afectivos)

F.40-F.49 Trastornos neuróticos, secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos

Page 115

F.50-F.59 Trastornos del comportamiento asociados a disfunciones fisiológicas y a factores somáticos

F.60-F.69 Trastornos de la personalidad y del comportamiento del adulto

F.90-F.98 Trastornos del comportamiento y de las emociones de comienzo habitual en la infancia y adolescencia

F.99 Trastorno mental sin especificación

A continuación se procede a explicar brevemente cada uno de los trastornos enumerados en la tabla 1, para mejor comprensión del lector.

Demencias y trastornos mentales orgánicos

Esta sección incluye una serie de trastornos mentales agrupados por tener en común una etiología demostrable, la cuál es una enfermedad o lesión cerebrales u otra afección causante de una disfunción cerebral. A pesar de que el espectro de las manifestaciones psicopatológicas de los trastornos mentales orgánicos es amplio y variado, sus rasgos esenciales pueden agruparse en dos conjuntos principales. Por un lado, los síndromes con trastorno de funciones cognitivas superiores (memoria, inteligencia, etc), y por otro, los síndromes con trastorno de la percepción (alucinaciones), los pensamientos (delirios), el humor y las emociones (depresión, euforia, ansiedad) o en la de los rasgos generales de la personalidad.

Entre ellas tenemos la demencia en la enfermedad de Alzheimer, demencia vascular u ocasionadas por otras enfermedades o lesiones, síndromes amnésicos, delirios y otros trastornos mentales debidos a lesión o disfunción cerebral o enfermedad somática. Estos trastornos no se contemplan en el presente estudio.

Trastornos mentales y del comportamiento por consumo de sustancias psicótropas

Esta sección incluye trastornos muy diversos, cuya gravedad va desde la intoxicación no complicada y el consumo perjudicial hasta cuadros psicóticos y de demencia manifiestos. Todos ellos son secundarios al

Page 116

consumo de una o más sustancias psicótropicas (aun cuando hayan sido prescritas por un médico).

Se deben al consumo de alcohol, drogas, tabaco, fármacos o cualquier otras sustancia con acción psicotrópica. Estos trastornos no se contemplan en el presente estudio.

Esquizofrenia, trastorno esquizotípico y trastornos de ideas delirantes

Los trastornos esquizofrénicos se caracterizan por distorsiones fundamentales y típicas de la percepción, del pensamiento y de las emociones, estas últimas en forma de embotamiento o falta de adecuación de las mismas. En general se conservan tanto la claridad de la conciencia como la capacidad intelectual, aunque con el paso del tiempo pueden presentarse déficits cognoscitivos. El caso del trastorno esquizotípico está caracterizado por un comportamiento excéntrico y por anomalías del pensamiento y de la afectividad que se asemejan a las de la esquizofrenia, a pesar de que no se presentan, ni se han presentado, las anomalías características y definidas de este trastorno. Y por último, el caso de los trastornos de ideas delirantes, presentan una característica clínica única: ideas delirantes consolidadas durante bastante tiempo, que no pueden ser clasificadas como orgánicas, esquizofrénicas o afectivas.

El principal exponente es la esquizofrenia en sus distintas formas pero también el trastorno esquizotípico, las ideas delirantes persistentes, los trastornos psicóticos agudos y transitorios, trastornos de ideas delirantes inducidas, trastornos esquizoafectivos y otros trastornos psicóticos no orgánicos o psicosis no orgánica sin especificación. Estos trastornos no se contemplan en el presente estudio.

Trastornos del humor (afectivos)

La alteración fundamental en estos trastornos es una alteración del humor o de la afectividad, por lo general en el sentido de la depresión

Page 117

(acompañada o no de ansiedad) o en el de la euforia. La mayoría del resto de los síntomas son secundarios a éstas alteraciones del humor y de la vitalidad o son comprensibles en su contexto. La mayoría de estos trastornos tienden a ser recurrentes y el inicio de cada episodio suele estar en relación con acontecimientos o situaciones estresantes.

En ellos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA