Clasificación de las drogas

Autor:Eduardo Lopez Betancourt
Páginas:41-80
RESUMEN

1. Criterios de clasificación - 2. Principales drogas y sus características

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 41

1. Criterios de clasificación

Según se analizó en el capítulo anterior, como categoría, la amplitud de la noción de drogas ocasiona el grave problema de que incluye lo mismo sustancias legales que ilegales, naturales que sintéticas, bioquímicamente poco agresivas frente a otras enteramente tóxicas. De ahí la importancia de establecer clasificaciones que permitan distinguir entre las distintas sustancias calificadas actual-mente como drogas.

Para ello, suelen utilizarse diversos criterios de ordenación, que se enumeran en el siguiente recuadro.

Cuadro 2 Tipología de las drogas

Criterio clasificatorio Tipos
A. Por sus efectos en el sistema nervioso central
  1. Estimulantes
    b) Depresoras
    c) Perturbadoras

    B. Por su origen a) Naturales
    b) Semi-sintéticas c) Sintéticas o de diseño C. Por su capacidad de producir dependencia a) Blandas
    b) Duras

    Page 42

    Criterio clasificatorio Tipos
    D. Por su aceptación cultural
  2. Institucionalizadas
    b) No institucionalizadas

    E. Por su licitud a) Lícitas
    b) Ilícitas F. Por su accesibilidad a) Prohibidas totalmente
    c) Para tratamiento
    g) De acceso universal b) Con prescripción prohibitoria
    d) Con prescripción normalizada
    e) De acceso adulto restringido
    f) De acceso adulto no restringido G. Por su clasificación legal a) Estupefacientes b) Sustancias psicotrópicas Lista I
    Lista II
    Lista III
    Lista IV Lista I
    Lista II
    Lista III
    Lista IV

    A. Por sus efectos en el sistema nervioso central

    a) Estimulantes. Son aquellas sustancias cuyo efecto en el organismo, consiste en provocar un período de sobreexcitación y de aceleración de la actividad mental y corporal. Aumentan el estado de alerta y la conciencia, de tal suerte que el sujeto percibe con mayor intensidad el medio exterior y responde de manera pronta a los estímulos. Además de la sensación de euforia, excitación o bienestar exagerado que siente el consumidor, estas sus-

    Page 43

    tancias generan un aumento en el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y la temperatura corporal; contribuyen a disminuir el apetito, crean insensibilidad frente al dolor y la fatiga, lo que da una sensación de mayor resistencia física. Alteran el sueño, y pueden desencadenar estados de pánico, ansiedad, miedo, y comportamiento violento.

    Entre los estimulantes más usados se encuentran la cafeína, la nicotina, la hoja de coca y la cocaína, las anfetaminas, el éxtasis y los antidepresivos.
    b) Depresoras. Aquellas sustancias cuyo efecto en el organismo es disminuir la actividad mental. Hacen decrecer el estado de alerta, deprimiendo las funciones cerebrales superiores: atención, juicio, razonamiento, memoria e inteligencia. Hay un descontrol motor y del lenguaje, y fallas en la percepción. Disminuye la capacidad de respuesta frente a los estímulos del mundo exterior, las reacciones son más lentas. Se inducen episodios de sueño profundo y de inactividad prolongada.

    Como ejemplo de drogas depresoras se citan la marihuana, el alcohol, los tranquilizantes, el opio y sus derivados, barbitúricos, inhalantes, morfina, hipnóticos, ansiolíticos y antipsicóticos.

    c) Perturbadoras. Se incluyen en este grupo las drogas que generan alucinaciones, es decir, percepciones y sensaciones en el consumidor sobre cosas u objetos no relacionadas con la realidad, o sobre fenómenos no existentes. A algunos se les conoce como psicóticos, por ser capaces producir cambios en la conciencia, en el ánimo, la percepción y la conducta.

    Dentro de esta clasificación se incluyen mezcalina, peyote, LSD, anticolinérgicos, hongos alucinógenos, belladona.

    B. Por su origen

    a) Naturales. Se trata de drogas que pueden ser utilizadas tal y como se encuentran en la naturaleza, o sometidas a procesos de transformación simples. Plantas en su mayoría, son ejemplos de este grupo la marihuana, el opio, la hoja de coca, el peyote, los hongos alucinógenos, el tabaco y el café.

    b) Semi-sintéticas. Productos farmacéuticos; proceden de ingredientes naturales sometidos a un proceso de transformación química, para potenciar los efectos de la sustancia. Como ejemplos, están la cocaína, derivada de la coca; o la morfina, derivada del opio.

    c) Sintéticas. Conocidas también como drogas de diseño, se fabrican de mane-ra totalmente artificial, en laboratorios especializados con base en otros compuestos químicos. Sus efectos emulan los generados por las drogas con un origen natural. Destacan en este grupo las anfetaminas y los barbitúricos.

    Page 44

    C. Por su capacidad de producir dependencia

    Este criterio de clasificación fue formulado por la OMS en 1975. Para algunos autores, se trata de un criterio inapropiado, toda vez que es difícil predecir los efectos que cada sustancia provocará en cada consumidor, especialmente por lo que hace a tolerancia y grado de dependencia. Así, según apunta Massün, “esta clasificación, basada en la peligrosidad de cada droga en lo tocante a producir dependencia, resulta arbitraria en la medida en que es imposible determinar previamente y con precisión absoluta la forma en que cada individuo reaccionará a la misma droga”.79a) Blandas. Sustancias con relativamente menor grado de toxicidad, son capaces de causar dependencia psicológica, con un menor grado de rapidez; y en muy raros casos dependencia física. De esta manera, el consumidor puede abandonar su consumo, aún después de una utilización prolongada, sin sufrir trastornos corporales considerables por la abstinencia. Entre las drogas blandas, se mencionan la marihuana o la cafeína.

    b) Duras. Aquellas sustancias con un grado mayor de toxicidad, susceptibles de producir un alto grado de tolerancia, y por ende, requerir dosis cada vez mayores; así como una dependencia física rápidamente. El abandono de la sustancia, tras un período de uso prolongado, genera un agresivo cuadro de abstinencia. Como ejemplos, pueden mencionarse el alcohol, las anfetaminas, los barbitúricos y los derivados químicos del opio.

    D. Por su aceptación cultural

    Como se ha señalado, las drogas han estado presentes en la historia de la humanidad, dotadas de un significado cultural, generalmente religioso o terapéutico, según cada pueblo; o recreativo como se les concibe hoy dentro de la sociedad de consumo. Así, según esta clasificación, es posible distinguir entre las sustancias cuyo uso es aprobado o no dentro de una esfera cultural, atendiendo a los contenidos sociales, políticos, religiosos o históricos de dicha cultura. Si bien, es un criterio que está vinculado a la legalidad o ilegalidad de las sustancias, no debiera confundirse con éste, toda vez que el criterio de juridicidad predominante en occidente, no es homogéneo con relación a muchos pueblos.
    a) Institucionalizadas. Aquellas drogas que por una arraigada tradición cultural, gozan de aceptación social, su producción, comercio y consumo están autorizados, ya sea de forma completamente libre, sujetos a regulaciones

    Page 45

    administrativo-sanitarias, o conceptualizados en un contexto místico o terapéutico.

    Como ejemplos, están el alcohol, el tabaco y el café en la cultura de occidente; el peyote entre los huicholes; los hongos entre los mazatecos; la hoja de coca entre los aimaras, y otras sustancias diversas entre los distintos pueblos indígenas americanos y de otros continentes.
    b) No institucionalizadas. Aquellas sustancias cuyo consumo no cuenta con aceptación social o cultural, ni se vinculan a un uso tradicional. Aunque la falta de institucionalización de una droga suele vincularse a su licitud; la categoría debiera incluir también aquellas sustancias que sin que estén explícitamente prohibidas, su uso no es aprobado socialmente, no es bien visto o no se conoce.

    E. Por su licitud

    a) Lícitas. Son aquellas sustancias cuya producción, distribución, comercio y consumo son permitidos por la ley; sujetas, por lo general, a algún tipo de regulación administrativa o sanitaria.

    Como ejemplos, pueden mencionarse las tres drogas con usos recreativos más comunes en occidente: el alcohol, el tabaco y el café. Asimismo, los diversos fármacos que teniendo un efecto psicoactivo, tienen también un uso terapéutico, el cual está sujeto a restricciones: deben ser prescritos por un médico autorizado para ello, con el consentimiento informado del paciente.

    b) Ilícitas. Aquellas sustancias cuya producción, comercio y consumo están proscritos por la ley, y por lo tanto, son objeto de una sanción dentro del ámbito del derecho punitivo.

    F. Por su accesibilidad

    Derivada de la regulación jurídica de las diversas sustancias, la clasificación en base a su accesibilidad, oscila entre aquellas sustancias que están prohibidas en todos los aspectos (producción, comercio y consumo), y las que tienen una disponibilidad totalmente libre. Courtwright las esquematiza de la siguiente mane-ra, dando ejemplos tomados de la normatividad estadounidense:80a) Pura prohibición. No se permite la fabricación, venta ni consumo; por ejemplo, la heroína.

    Page 46

    b) Prescripción prohibitoria. Se prohíbe en todos los casos, salvo para fines terapéuticos muy restringidos, relacionados con la adicción; y en tal caso, sólo pueden ser administradas por profesionales sanitarios; por ejemplo, la cocaína.

    c) Tratamiento. Se permite la prescripción para el alivio del síndrome de abstinencia, pero sólo bajo supervisión médica; por ejemplo, la metadona.
    d) Prescripción normalizada. Se autoriza la administración no supervisada a quienes poseen una receta médica válida; por ejemplo, el Valium.

    e) Acceso adulto restringido. No se requiere prescripción médica, aunque la accesibilidad está restringida legalmente; por ejemplo el alcohol, que sólo se vende a las personas no intoxicadas y durante ciertas horas.

    f) Acceso adulto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA