Las ciudades inteligentes como elemento de sostenibilidad. En especial en materia de movilidad

Autor:Fernando Garcia Rubio
Cargo del Autor:Universidad Rey Juan Carlos
Páginas:193-198
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 193

Bajo el término de Smart Cities, o ciudades inteligentes, se conoce un fenómeno de implantación en el entorno urbano de una serie de avances tecnológicos y disposiciones técnicas, que permiten una mejor relación con el entorno de la ciudadanía.

Para la consecución de dichos objetivos, se ha creado una red española de Smart Cities, que preside en la actualidad el Alcalde de Santander que fue hasta septiembre de 2015 el Presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, y a su vez, se ha editado incluso un libro blanco de las Smart Cities, celebrándose anualmente en Barcelona un congreso internacional de Smart City204.

Obviamente como el término indica, nos encontramos con un fenómeno no puramente nacional, sino de carácter internacional, vinculado al desarrollo tecnológico de las ciudades y que por tanto, no tiene en consideración, o al menos no es una prioridad, en cuanto a su implantación los entornos de carácter rural.

Este fenómeno, como ya hemos indicado, es internacional, existiendo multitud de ejemplos e implantaciones en mayor o menor medida, de dichos procesos tecnológicos adaptados a la gestión y desarrollo urbano para hacer más habitables los conglomerados de población con esa naturaleza.

Lo cierto, es que igual que hemos señalado que se deja al margen los entornos rurales en estas implantaciones de las Smart Cities, o ciudades inteligentes, también debemos destacar que la grandes conurbaciones metropolitanas, o megalópolis como pueda ser Ciudad de Méjico, o Shanghái, Bombay, la propia Nueva York, etc., tampoco pueden entrar por su excesivo tamaño y dimensión en ese concepto de ciudades inteligentes, pese a la im-

Page 194

plantación de dispositivos tecnológicos por parte de las autoridades urbanas correspondientes para la gestión de sus servicios.

Así, para encontrarnos ante una Smart City, deberemos de tener en cuenta fundamentalmente, cuatro conceptos205.

  1. Así, nos encontramos ante un espacio urbano como primer requisito.
    B) En segundo lugar, un sistema de infraestructuras.
    C) En tercer lugar, un complejo de redes de plataformas inteligentes.
    D) En cuarto lugar, una ciudadanía que ejerza diferentes grados.

Por tanto, son cuatro los aspectos necesarios e imprescindibles para una implantación de una Smart City, en primer lugar como lógico, el que se desprende de la segunda parte de la definición de ciudades inteligentes que es la existencia misma de una ciudad, y a ese respecto las ciudades lógicamente tienen que tener un tamaño mínimo, entendemos nosotros, que de 20.000 a
50.000 habitantes, dependiendo de la condición que se pretenda tener, siendo por debajo de esas poblaciones meros municipios inteligentes, puesto que no llegarían al concepto de ciudad.

Pero lógicamente una población abultada, en un entorno urbano no es en sí mismo un presupuesto para la concepción como ciudad inteligente, puesto que complementaria y uniría conjuntamente a la asistencia de una ciudad debemos de tener en cuenta la existencia del sistema de infraestructuras correspondiente, que permitan la implantación de procedimientos inteligentes de gestión para mejorar la calidad de los servicios al ciudadano y el entorno urbano con carácter general.

Lógicamente para la implantación de esos elementos e infraestructuras, y para su mejor gestión y desarrollo, será imprescindible igualmente la existencia de elementos tecnológicos vinculados a dicha gestión, que permitan, tanto una mejor gestión del agua, como de los residuos, como de la movilidad del tráfico, etc.

Estos equipamientos tecnológicos pueden encontrarse, desde los medios y dispositivos de medición(los 11.000 que por ejemplo tiene dispersos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA