Caso: nutrición en paciente oncológico

Autor:Teresa García García
Páginas:95-96
 
EXTRACTO GRATUITO
CUADERNOS DE BIOÉTICA XXVII 2016/1ª
95
CASOS CLÍNICOS EN LA PRÁCTICA CLÍNICACuadernos de Bioética XXVII 2016/1ª
Copyright Cuadernos de Bioética
CASO: NUTRICIÓN PACIENTE ONCOLÓGICO
CASE: NUTRITION IN ONCOLOGICAL PATIENT
TERESA GARCÍA GARCÍA
Hospital General Universitario Morales Meseguer
Hematología y Oncología Médica
Avda. Marqués de Los Vélez, s/n. 30008 Murcia
tggarc@gmail.com
1. Descripción del caso clínico
Paciente varón de 45 años diagnosticado hace 1,5
años de carcinoma indiferenciado de recto, tratado con
quimioterapia, quimio-radioterapia, cirugía con hallaz-
go de metástasis peritoneales con resección incomple-
ta, y otras dos líneas de quimioterapia, sin respuesta
al tratamiento y con progresión peritoneal causante de
suboclusiones intestinales repetidas con desnutrición
evidente, por lo que ha iniciado hace tres meses nutri-
ción parenteral intermitente (ingreso hospitalario tres
noches por semana), con mejoría clínica y cierta ganan-
cia de peso.
Ingresa en el Hospital por dolor en flanco y miembro
inferior izquierdo, y la TAC muestra una gran absceso
en el psoas izquierdo e implantes peritoneales múlti-
ples con asas de intestino delgado dilatadas en múltiples
puntos, lo que indica atrapamiento en varios niveles por
la enfermedad peritoneal. Al ingreso se realiza drenaje
radiológico del absceso, se administra tratamiento an-
tibiótico y analgésico y se indica nutrición parenteral
total, además de la alimentación vía oral que tolere,
que es escasa.
La evolución es tórpida, con inicial mejoría pero sin
acabar de resolverse el absceso, y con progresiva instau-
ración de obstrucción intestinal completa, que provoca
náuseas y vómitos continuos, más llevaderas éstas que
los vómitos. A lo largo del ingreso cada vez va siendo
más evidente que el paciente no va a salir del Hospital
por la imposibilidad de prestarle en casa la atención
que requiere, y que la esperanza de vida es de varias
semanas en el mejor de los casos. Mantiene un nivel de
conciencia completamente normal, y un estado general
progresivamente peor, con hipoproteinemia y edema
generalizado.
En un momento de la evolución nos planteamos la
continuidad de la nutrición parenteral, que aporta un
elevado volumen de líquido, lo que empeora los ede-
mas. Sin embargo el paciente está consciente, sin dolor,
débil pero con buen control de síntomas, y absoluta-
mente cerrado a hablar de la situación. Tras comentar
el caso entre los facultativos responsables, y con ciertas
dudas, se llega a la conclusión de que la nutrición paren-
teral únicamente está alargando el proceso final, y de
acuerdo con la familia se decide suspenderla, dejando
una pequeña cantidad de suero glucosado en infusión
diaria. El paciente mantiene la sonda nasogástrica y la
imposibilidad de alimentación enteral. Transcurre así
casi una semana, sin mejoría ni empeoramiento. El fin
de semana el médico responsable del paciente, en vista
de que el desenlace no parece inminente, decide reins-
taurar la nutrición parenteral. Esa noche, el paciente
sufre un edema agudo de pulmón y fallece a las 24 h.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA