Una campaña por la vida: la construcción de una nueva solidaridad transnacional frente al VIH/sida y al ADPIC

Autor:Heinz Klug
Páginas:109-127
 
EXTRACTO GRATUITO
109
5.1. Introducción
En una espectacular demostración de perspicacia política, 600 voluntarios
abanderados por la Treatment Action Campaing (TAC), una organización no guber-
namental dedicada a garantizar el acceso al tratamiento para los millones de
sudafricanos infectados con VIH/sida, conmemoraron el Día de los Derechos
Humanos en Sudáfrica en el año 2003 dirigiéndose a la misma estación de policía
en Sharpeville, donde se disparó contra los manifestantes antiapartheid el 21 de
marzo de 1960. Como reacción frente al número de sudafricanos que mueren
cada día de enfermedades relacionadas con el VIH/sida y como consecuencia de
esa situación, los manifestantes solicitaron que el Gobierno aprobara inmediata-
mente el establecimiento de un programa de tratamiento antirretroviral en el sec-
tor de la salud pública. Simultáneamente, compañeros manifestantes de la TAC
en Durban y Ciudad del Cabo señalaban firmemente la urgencia de sus reivindi-
caciones al presentar cargos formales por homicidio culposo contra el ministro de
Salud y también contra el ministro de Comercio e Industria, a quienes acusaban
de omisión negligente y de haber causado con ello las muertes de miles de enfer-
mos del VIH/sida.
Esta campaña evidencia una situación que está en marcado contraste con el
día en que, una década antes, en mayo de 1994, Nelson Mandela, en su primer
acto oficial en el poder como presidente de su Sudáfrica, anunció que debían
proporcionarse servicios gratuitos de salud a todos los niños por debajo de la edad
de seis años y a las mujeres embarazadas. Sin embargo, a diferencia de la lucha
contra el apartheid, que había durado más de cuarenta años, ahora en un año el
Gobierno había reconocido que el sector público debía proporcionar el tratamien-
to antirretroviral, y más bien se estaba frente a un debate sobre el ritmo de desa-
rrollo del programa prometido. Aunque sin duda fuera triste, como expresó a la
multitud el sacerdote anglicano Douglas Torr, que guió en la oración a los mani-
Capítulo V
Una campaña por la vida: la construcción
de una nueva solidaridad transnacional
frente al VIH/sida y al ADPIC
Heinz Klug1
1. La investigación para este artículo fue apoyada en parte por la ayuda recibida de la
Graduate School de la Universidad de Wisconsin.
Derecho_globalizacion.pmd 30/07/2007, 15:43109
110
festantes de la TAC en Sharpeville, «que aquellos que lucharon por liberar Sudáfrica
del apartheid t[uvieran] que luchar nuevamente», en este artículo se defiende que
este nuevo movimiento social, que se ha formado en el contexto de la pandemia
del VIH/sida y en respuesta a las desigualdades extremas en el acceso a los medi-
camentos baratos, ha proporcionado el ímpetu para una nueva solidaridad
transnacional que tiene importantes consecuencias más allá de Sudáfrica y de la
inmediata lucha por conseguir el tratamiento.
En su discurso de apertura de la 13.ª Conferencia Internacional del VIH/sida
en Durban, Sudáfrica, en julio de 2000, el juez Edwin Cameron, del Tribunal
Supremo de Sudáfrica, dijo representar en su persona «la injusticia del VIH/sida
en África». El juez Cameron señaló que sobrevivía «únicamente porque, en un
continente en el cual más de 290 millones de africanos sobreviven con menos de
un dólar al día, yo me puedo permitir medicamentos cuyo coste supera los 400
dólares al mes». A la vez que acusaba a los fabricantes de imponer precios que
hacían que los medicamentos fueran «caros más allá del poder adquisitivo de los
sudafricanos», Cameron resaltaba que el régimen internacional de patentes y co-
mercio impedía la producción y la comercialización de medicamentos accesibles,
y ello a pesar de la experiencia previa en India, Tailandia y Brasil, que, en su
opinión, demostraba la posibilidad de producir medicamentos esenciales a costes
que estarían al alcance del mundo en vías de desarrollo. Sin embargo, la industria
farmacéutica mundial productora de medicamentos con marcas registradas pare-
cía permanecer sorda a estos argumentos y continuaba insistiendo en que el coste
de los medicamentos patentados era directamente proporcional a sus gastos en
investigación y desarrollo, que según ellos es lo que garantiza la innovación nece-
saria para producir generaciones futuras de medicamentos milagrosos. A pesar
de todo lo anterior, un movimiento creciente de solidaridad entre activistas del
VIH/sida y ONG del sector de salud, de consumidores y dedicados a promover el
desarrollo, que contaba también con la cooperación de los países en vías de desa-
rrollo dentro de los foros internacionales, consiguió que se presionara gradual-
mente a las empresas y los Estados del Primer Mundo, y ello produjo, en un
periodo de cuatro años, una reducción enorme de los precios internacionales de
los medicamentos del VIH/sida, incluidas las terapias antirretrovirales.
El marco internacional de los derechos de patente evolucionó rápidamente a
finales del siglo XX. Históricamente, la protección de los derechos de patente, aun-
que se buscara internacionalmente mediante la adopción de acuerdos internacio-
nales, permanecía fundamentalmente como una prerrogativa de la soberanía na-
cional. De hecho, antes de que la cuestión se presentara en el programa de trabajo
de la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales en 1986, aproximadamente
cuarenta Estados no concedían patentes farmacéuticas, lo que llevaba a que pro-
liferaran las copias de medicamentos patentados en algunos países.
Internacionalmente, las convenciones de París y de Berna imponían sólo algunas
reglas muy generales que garantizaban un tratamiento nacional, pero no prote-
gían todos los derechos de propiedad intelectual. Con anterioridad a 1994, el
régimen internacional de protección de la propiedad intelectual no daba garantías
de protección al tipo de industrias cuya rentabilidad exige un aprovechamiento
intensivo de la propiedad intelectual. En lugar de ello, su protección dependía de
los derechos concedidos en cada jurisdicción a sus propios ciudadanos. Suiza,
Derecho_globalizacion.pmd 30/07/2007, 15:43110

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA