Cámara de Comercio Internacional (CCI): Reglas y usos relativos a los créditos

RESUMEN

En este artículo, Eusebio Ochoa Hurtado, experto en Comercio Exterior, analiza la Cámara de Comercio Internacional y su tarea primordial: facilitar el comercio entre empresas de distintos países, para lo que utiliza la publicación de normas para el comercio y los pagos, medio principal con el que cuenta para conseguir la expansión del comercio internacional.

 
EXTRACTO GRATUITO

En este artículo, Eusebio Ochoa Hurtado, experto en Comercio Exterior, analiza la Cámara de Comercio Internacional y su tarea primordial: facilitar el comercio entre empresas de distintos países, para lo que utiliza la publicación de normas para el comercio y los pagos, medio principal con el que cuenta para conseguir la expansión del comercio internacional.

Sin dichas normas y su aceptación (prácticamente universal) los hombres de negocios de distintos países y con distintas legislaciones, no dispondrían de un vehículo lo suficientemente fiable a la hora de hacer efectivas sus transacciones con el resto de naciones del mundo. Las Reglas y Usos Uniformes relativos a los Créditos Documentarios son con diferencia el ejemplo principal de esta labor de la Cámara de Comercio Internacional. Sin ningún lugar a dudas, se puede decir que dicha normativa es imprescindible para banqueros, importadores, exportadores, empresarios en general y cualquier persona implicada en el comercio internacional.

Mejora del funcionamiento

Fue en el año 1933 cuando por primera vez se publicó el ICC Uniform Customs and Practique for Documentary Credyts (UCP); conjunto de reglas mundialmente reconocidas reguladoras del uso de los Créditos Documentarios en el comercio internacional. Actualmente, las entidades bancarias y/o asociaciones bancarias de más de 160 países y territorios del mundo adoptan la versión revisada en el año 1983. Las Reglas Uniformes 400 se revisaron especialmente con el fin de simplificarlas, incorporar prácticas bancarias internacionales, mejorar la fiabilidad de los Créditos Documentarios, tratar el problema de las condiciones no-documentarias y armonizar la aceptabilidad para cada documento de transporte.

Con todo esto se pretendía mejorar el funcionamiento de las Reglas Uniformes, puesto que hasta esa fecha se cifraba en casi el 50% de rechazos los documentos presentados al amparo de los Créditos Documentarios, esto suponía, amén de una altísima inseguridad jurídica y financiera, un importante aumento de costes, con la consiguiente reducción de márgenes tanto para importadores como para exportadores

La conocida "norma 500" que regula las reglas y usos uniformes relativos a los Créditos Documentarios tuvo su última revisión el 1 de enero de 1994, incluyendo decisiones judiciales internacionales, innovaciones tecnológicas tanto en la banca como en las industrias y especialmente en lo relativo al transporte. La norma 500 regula...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS