El buen trato a la infancia

Autor:Laura Martín Sánchez
Cargo del Autor:Técnico del Servicio de Prevención y Apoyo a la Familia. Delegación para la Igualdad y el Bienestar. Social. Pfra. A.
Páginas:25-45
RESUMEN

Introducción - 1. ¿Qué se entiende por buenos tratos a la infancia? - 2. Corresponsabilidad educativa - 3. La atención a la infancia en la actualidad desde los sistemas formales de protección - 3.1. La Evolución y el desarrollo de los derechos de la infancia - 3.2. Desarrollo Normativo a nivel Nacional y Autonómico. 35 - 4. Aproximación al maltrato infantil - 4.1. ¿Qué es el maltrato Infantil? -... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 25

Introducción

En este trabajo se pretende poner de manifiesto y argumentar la importancia y el papel fundamental que los Buenos Tratos ocupan en el desarrollo y Bienestar de la Infancia y por tanto en la prevención del Maltrato Infantil y en la protección de aquellos niños y niñas en situación de riesgo y vulnerabilidad.

Uno de los derechos fundamentales de todo niño y niña es que sus necesidades estan cubiertas, satisfechas por sus padres, por sus cuidadores y por el conjunto de la Comunidad en la que viven. En la medida en la que la sociedad sea capaz de proporcionar a su infancia la protección, la educación y los cuidados necesarios, podrá garantizar futuros adultos (padres, maestros, lideres, políticos... etc.), responsables y capaces de reproducir y perpetuar modelos de Buenos Tratos Infantiles.

1. ¿Qué se entiende por buenos tratos a la infancia?

Los buenos tratos son las manifestaciones de cuidado, protección, cariño, apoyo y socialización que debemos proporcionar a un niño o

Page 26

niña para lograr que tenga un desarrollo integral afectivo, psicológico, sexual, intelectual, físico y social.

Según Jorge Barudi y Maryori Dantagnan, terapeutas familiares e investigadores, se trata de responder a sus necesidades para que crezcan física y emocionalmente sanos, ser más felices y alejarlos de la violencia. Por lo tanto las Necesidades Infantiles son todas aquellas que están relacionadas con las condiciones que posibilitan el adecuado desarrollo físico, psicológico y social del menor, de acuerdo a sus características y etapa evolutiva. El conocimiento de tales necesidades permite la promoción del buen trato a la infancia en todos los contextos sociales. El contexto por excelencia donde deben satisfacerse tales necesidades es la familia.

A continuación y a modo ilustrativo se expone un resumen de las principales necesidades infantiles a nivel físico, cognitivo y social.

Tipología de las Necesidades Infantiles:

· Necesidades Biológicas y fisiológicas:

- Alimentación y vestido adecuado

- Control de la salud

- Protección ante los peligros que no ponga en riesgo la integridad física del niño o la niña.

- Actividad física... etc.

A pesar de que es algo evidente la necesidad de cuidados materiales y fisiológicos para supervivir, aún existen muchas zonas del mundo donde no se garantiza a la infancia este derecho a la vida: alto índice de mortalidad, conflictos bélicos, abandonos... etc.

· Necesidades Cognitivas:

Se trata de que el niño o la niña tenga las herramientas necesarias para comprender y encontrar un sentido al mundo en el que vive. Las principales son:

- Estimulación: Es necesario motivarle a explorar el mundo y conocerlo mejor. La no cobertura de esta necesi-

Page 27

dad puede conllevar retrasos a nivel cognitivo, de aprendizaje, fracaso escolar. etc.

- Experimentación: Necesidad del niño o niña de interactuar con el medio para poder modificarlo de forma constructiva.

- Refuerzo: Es necesario transmitirle aceptación, alegría ante los logros, y esfuerzos, así como corregirle en sus errores.

· Necesidades Sociales:

Es la necesidad que el niño tiene de participar en las relaciones y dinámicas sociales de la Comunidad a la que pertenece, destacando:

- Necesidad de Comunicación: El hecho de que el niño o niña se comunique con los demás le proporciona la información que necesita para situarse en el grupo, sociedad y familia a la que pertenece.

- Necesidad de Consideración: Todo niño o niña debe sentirse reconocido, respetado por la Comunidad. Sentirse válido, útil... etc.

- Situarse en un Sistema de Estructuras: El niño tiene necesidad de que tanto los padres como otras personas y grupos cercanos ejerzan sobre él una función educativa, transmitiéndole las normas familiares y sociales, enseñándole a respetar y negociar dichas normas.

2. Corresponsabilidad educativa

José A. Marina, filósofo y persona comprometida con el Buen Trato a la Infancia, defiende como principio inspirador «que para educar a un niño se necesita una tribu entera». Posiblemente esta máxima se remonte a culturas ancestrales donde el modelo económico de la tribu o poblado estaba basado en una economía de subsistencia, no existiendo

Page 28

un reparto de la riqueza y unos roles de acuerdo a patrones jerárquicos movidos por intereses económicos. En ellas el líder representaba una figura natural en la provisión de buenos tratos, existiendo un modelo colectivo de crianza de los más pequeños de la aldea, no estando centrada dicha responsabilidad en la figura exclusiva de la madre que el bebé. En definitiva lo que el filósofo José Antonio Marina nos transmitió es que en la educación de un niño o niña, es necesario que esté implicada toda la sociedad.

Desde una perspectiva ecológico-sistémica, los niños crecen, y se desarrollan física psicológica y socialmente con la ayuda de los diferentes sistemas que conforman el ecosistema social, esto es:

· El Microsistema que corresponde a la esfera más íntima y próxima al niño, es decir la familia, cuyo papel es básico en la crianza y desarrollo de sus miembros.

· El Exosistema que corresponde al entorno social más cercano del niño o niña: familia extensa, grupo de iguales, escuela, barrio

· El Macrosistema constituido por los valores culturales, normas y principios jurídicos que rigen la sociedad.

Es por ello que la familia como sistema más cercano, más íntimo en la vida del niño o la niña tiene un papel central en la provisión de Buenos Tratos y en la protección de situaciones de riesgo.

La capacidad de los padres y madres para asegurar los cuidados necesarios, el apoyo afectivo y la integración social de sus hijos durante las distintas etapas evolutivas y ante dificultades y sucesos vitales, capaces de enfrentar y resolver problemas, con habilidades de comunicación y destreza para participar y buscar apoyo en su entorno social, son padres que ejercitan el buen trato hacía sus hijos.

Por otro lado y siguiendo con un análisis ecológico del desarrollo infantil y la corresponsabilidad educativa, es necesario tener en cuenta que la presencia de redes sociales de apoyo, próximas a la familia tanto formales (Escuela) o informales (familia extensa, amigos, vecinos...), influyen positivamente en el desarrollo de los niños y niñas, especialmente cuando los padres pasan por dificultades para atender y criar a sus hijos.

Page 29

La Escuela, por tanto, se convierte o debe convertirse en un contexto de apoyo, protección y buenos tratos para los niños en general y especialmente para aquellos que sufren situaciones de riesgo. El personal educativo debe ser un referente adulto de Buen Trato hacía el niño. Una relación afectiva positiva con la maestra, con el profesor puede ser reparadora para un niño que ha sido dañado. En muchas ocasiones, la Escuela se convierte en la segunda fuente de cuidados, atención y seguridad después del hogar. Asimismo, la familia extensa, los amigos, vecinos, etc. se convierten en fuentes especiales de apoyo y de buenos tratos. Por tanto, la ausencia de redes de apoyo en la familia es un factor de riesgo de situaciones de malos tratos. Muchas investigaciones confirman este extremo, ya que cuando se han estudiado el perfil y/o características de las familias con fuertes índice de desestructuración, marginación social... etc. son familias en las que se visibiliza un fuerte aislamiento social y ausencia de redes de apoyo provenientes de lo que hemos venido denominando meso sistema. Cuando se les pregunta a estas familias «de cuantas personas podrían disponer para dejar a sus hijos pequeños en una situación extrema o acontecimiento familiar» (por ejemplo muerte de un familiar, hospitalización... etc.) un alto porcentaje no cuentan con ninguna persona o como mucho una o dos (Amorós y Palacios, 2002).

En cuanto al macrosistema (valores, principios, leyes que rigen una sociedad), igualmente tienen una fuerte responsabilidad social en el hecho de que la infancia se desarrolle en un contexto de Buenos Tratos. Como se decía al principio, los tres sistemas (macro, meso y micro) están en íntima interconexión, por lo que ocurre en uno de ellos influye directamente en el otro. Es útil el ejemplo de la ley de divorcio. Esta ley de principios de los años ochenta ha provocado fuertes cambios en muchos ámbitos sociales pero de forma muy especial en la dinámica, funcionamiento y relaciones del sistema familiar. De forma más concreta, la separación y el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA