Beneficios: Contabilización

RESUMEN

Real Decreto ; Ley 22-08-1885 ; 19/1989 art. 29 ; Primera parte

 
EXTRACTO GRATUITO

Pregunta

En el ejercicio 2003, en la contabilidad se produce el siguiente error:

El asiento del Impuesto sobre Beneficios se efectuó de la siguiente manera:

(630) 7869,81 euros a 7869,81 euros (4752)

Y lo correcto es:

(630) 7406,51 euros a 7406,51(4752)

Los Libros de Contabilidad están presentados en el Registro Mercantil.

Sin embargo, el Impuesto de Sociedades y la s Cuentas Anuales no están confeccionados.

Pensamos que lo más correcto es hacer una salvedad en la Memoria y efectuar asientos de corrección en el Ejercicio 2004.

¿Cómo sería el asiento de corrección y qué cuentas se utilizarían?

Respuesta

En primer lugar, entendemos que hemos de hacer referencia al principio contable de la importancia relativa, en el sentido de que el importe del error nos parece lo suficiente irrelevante (algo más de 400 euros) como para que, seguramente, no nos deba preocupar en exceso el sistema por el que optemos para su subsanación.

No obstante, es obvio que para afirmarnos en tal manifestación deberíamos conocer los valores totales contenidos en las cuentas anuales.

A pesar de lo antedicho, recordemos, con carácter general, el aspecto de las correcciones de errores a que se hace referencia en el punto 1 del aludido artículo, en el que se especifica que "deberán salvarse a continuación, inmediatamente que se adviertan, los errores u omisiones padecidos en las anotaciones contables." Por tanto, es obligatoria tal subsanación tan pronto como sea conocido el error. En este sentido, el hecho de que los libros de contabilidad ya hayan sido presentados en el Registro Mercantil no es óbice en absoluto para que, si se detecta un error con anterioridad a la aprobación de las cuentas anuales, tanto éstas como la declaración del IS, ya reflejen los valores correctos. Se trata, por otra parte, de una situación frecuente en las empresas obligadas a someter sus cuentas anuales a auditoría. Los auditores pueden detectar errores significativos en las mismas con posterioridad al diligenciado de libros en el RM y, como de lo que en definitiva se trata es de que la información contable contenida en las cuentas anuales refleje la imagen fiel, la empresa puede proceder a introducir los ajustes propuestos por los auditores en las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA