Balance De La Presidencia Española De La Unión Europea (1 De Enero-30 De Junio De 2002) (Extracto)

Páginas:84-88
 
EXTRACTO GRATUITO

[...].

  1. El impulso al proceso de Lisboa en el Consejo Europeo de Barcelona.

El Consejo Europeo de Barcelona del 15 y 16 de marzo constituyó el punto culminante de la primera parte de la Presidencia española, la cual puso desde un principio especial empeño en impulsar los asuntos económicos, sociales y medioambientales definidos por los Consejos de Lisboa y Gotemburgo.

En Barcelona se constató que la situación económica general ha entrado en una fase de recuperación gracias a la respuesta coordinada de las economías nacionales, unos indicadores económicos sólidos y la restauración de la confianza, demostrando que hoy, más que nunca, es necesario realizar las reformas de Lisboa para aumentar la capacidad de crecimiento y empleo de la Unión.

La principal razón de ser de los Consejos Europeos es precisamente definir las grandes directrices políticas que guíen el futuro de la Unión Europea. En este sentido, el resultado más significativo del Consejo de Barcelona fue confirmar que el objetivo estratégico del Proceso de Lisboa es un proyecto europeo irrevocable y objetivamente necesario.

Barcelona contó con la participación de los países candidatos, que por primera vez tuvieron la oportunidad de tomar parte en un Consejo Europeo y que se han constituido en decididos impulsores del Proceso de Lisboa. En unos momentos de cierta incertidumbre ante la coyuntura económica, el primer mensaje de Barcelona fue reafirmar el compromiso de los Quince con los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y con el equilibrio presupuestario de cara a 2004. Este mensaje fue reiterado en el Consejo Europeo de Sevilla y en el Consejo ECOFIN de la víspera, con ocasión de la aprobación de las Orientaciones Generales de las Políticas Económicas.

En el marco del proceso de Lisboa, la Presidencia española consiguió avances esenciales en las siguientes áreas:

a) Liberalización y apertura del mercado único de la energía

- Introducción de la libertad de elección para todos los consumidores no domésticos de gas y electricidad a partir de 2004, lo que supone una liberalización del 70% del mercado energético.

- Compromiso de alcanzar el nivel mínimo de interconexiones eléctricas correspondiente al 10% de la producción nacional en 2005.

- Establecimiento de aranceles más claros, sencillos y no discriminatorios en las transacciones eléctricas transfronterizas antes de fin de año.

  1. Espacio europeo de transportes y comunicaciones

    - Instauración...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA