La bajada de tipos de interés acordada por el BCE del 0,75% al 0,5%

Autor:Juan Calvo Vérgez
Cargo del Autor:Profesor Titular (acreditado para Catedrático) de Derecho Financiero y Tributario
Páginas:103-104
 
EXTRACTO GRATUITO
VII. LA BAJADA DE TIPOS DE INTERÉS
ACORDADA POR EL BCE DEL 0,75% AL 0,5%
Con motivo de la reunión del Consejo del BCE celebrada el 2 de mayo
de 2013 se decidió bajar los tipos de interés en 25 puntos básicos hasta
el 0,5%, el nivel más bajo de la historia del euro. Y ello en atención a la
concurrencia de los siguientes factores: contracción del PIB; debilidad de
los datos más recientes de empleo; y actividad económica y ralentización
del IPC, con ausencia de presencia de presiones inflacionistas en el medio
plazo.
Con carácter adicional el BCE acordó en dicha reunión que los bancos
viesen satisfechas sus demandas de liquidez a un tipo fijo y sin límite de
adjudicación al menos hasta julio de 2014, en vez de limitar la cuantía de la
financiación al sistema bancario. En efecto, el BCE prolongó la barra libre
de liquidez hasta julio de 2014, anunciando además que preparaba medi-
das para reactivar el crédito. De este modo se prolongaba la barra libre de
liquidez para la banca hasta, al menos, la segunda mitad de julio de 2014,
continuándose con las inyecciones de dinero a plazos de tres meses53.
El BCE recortó además el tipo marginal de la ventanilla de emergencia
al 1%. Al bajar dicho coste, los préstamos que concediesen después los ban-
cos a hogares y empresas habrían de ser más baratos. Ello tendría a su vez
una repercusión en el consumo y el margen de maniobra de las empresas.
53 A pesar de que la facilidad de depósito da un interés nulo, las entidades europeas contaban
por aquel entonces con 120.000 millones en esta facilidad de depósito, dinero que podría buscar
otro destino si el BCE fi jase una penalización. Por este motivo, los activos refugio, como la
deuda alemana, habían subido con fuerza de un tiempo a esta parte. Dicha circunstancia vino
a justifi car la decisión adoptada por el BCE.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA