La bajada de tipos de interés acordada por el BCE del 1% al 0,75%

Autor:Juan Calvo Vérgez
Cargo del Autor:Profesor Titular (acreditado para Catedrático) de Derecho Financiero y Tributario
Páginas:69-71
 
EXTRACTO GRATUITO
V. LA BAJADA DE TIPOS DE INTERÉS
ACORDADA POR EL BCE DEL 1% AL 0,75%
Con motivo de la reunión del Consejo de Gobierno del BCE celebrada con
fecha 5 de julio de 2012 se especulaba con una posible bajada de los tipos de
interés al 0,75% o incluso al 0,50%. No obstante, tal importante como dicha
medida se presentaba, a nuestro juicio, la posibilidad de rebajar a cero su tipo
de depósito, a saber, aquél al que remunera el dinero que le devuelven los
bancos europeos, por aquel entonces en el 0,25%41. Dicha rebaja al cero por
ciento podía posibilitar, en nuestra opinión, que los bancos de diversos Estados
(entre ellos los de Alemania) no devolviesen parte de los fondos que del propio
BCE recibieron previamente, posibilitando así su transmisión a la economía.
Finalmente el BCE bajó los tipos de la Eurozona del 1% al 0,75% por
unanimidad. Se trataba del nivel más bajo alcanzado hasta entonces en la
historia del euro desde su creación en 1999. Por su parte la facilidad de
depósito a un día (precio que pagan los bancos por dejar su excedente de
liquidez en la hucha del BCE) cedió del 0,25% al 0%. De este modo, si bien
la facilidad de depósito se remuneraba desde el 9 de noviembre de 2011 al
0,25%, con fecha 5 de julio de 2012, y con efectos desde el 11 de julio de
dicho año, se decidió eliminar ese interés para que los bancos optaran por
prestar su dinero al tejido empresarial y se reactivara así la circulación del
dinero para que llegue a la economía real.
Sin lugar a dudas, se trataba de una medida destinada a hacer frente a
la situación de falta de capital existente. Desde nuestro punto de vista, esta
desaparición de la rentabilidad que paga la institución monetaria a los ban-
cos por el dinero que guardan en la facilidad de depósito debía contribuir a
41 En efecto, nos estamos refi riendo al tipo de interés con el que el organismo monetario
remunera a los bancos que depositan en sus arcas su liquidez a un día.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA