Aspectos novedosos y relevantes de la nueva ley concursal

Autor:José María Ferrer Vicente
Cargo del Autor:Abogado
Páginas:I65-I69
RESUMEN

5.1. Nueva Ley Concursal. 5.1.1. Situación jurídica del concursado. 5.1.2. Responsabilidad penal. 5.1.3. Alimentos y bienes inembargables. 5.1.4. Efectos extintivos. 5.2. Situación patrimonial del deudor. 5.3. Créditos concursales. 5.4. Efectos sobre los contratos. 5.5. Especialidades en materia de ejecuciones hipotecarias. 5.6. El Incidente Concursal.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

5.1. Nueva Ley Concursal
5.1.1. Situación jurídica del concursado

De acuerdo con el Tribunal Superior, el concurso no supone un cambio de estado civil ni una verdadera incapacitación; constituye un caso de restricción de la capacidad de obrar del concursado en cuanto a su patrimonio, establecida por el ordenamiento en beneficio de sus acreedores.

La persona del concursado, según la doctrina constitucional, no puede sufrir otras restricciones en sus derechos fundamentales que aquellas que sean adecuadas y proporcionadas a los fines del proceso concursal. Bajo todos estos condicionantes, la L.O. 8/2003, de 9 de Julio, para la reforma concursal, permite al juez acordar la entrada en el domicilio, la intervención de las comunicaciones, el deber de residencia y, en último caso, el arresto domiciliario.

La Ley Concursal, de 9 de Julio, atenúa también los efectos patrimoniales del concurso. Por regla general, en el concurso voluntario el deudor conserva las facultades de administración y disposición, quedando sometido su ejercicio a la intervención de los administradores concursales.

5.1.2. Responsabilidad penal

A ello se une una eventual responsabilidad penal, bajo la rúbrica "de las insolvencias punibles", el Código Penal sanciona el alzamiento de bienes, el favorecimiento de acreedores, el falseamiento de la contabilidad y el concurso causado o agravado dolosamente por el deudor.

Sólo en el supuesto de que el concurso se califique como culpable se impondrá la inhabilitación para administrar bienes ajenos y para representar a cualquier persona por un periodo de 2 a 15 años en función de la gravedad de los hechos causados.

Por tanto, el artículo 13 del Código de Comercio se limita ahora a establecer que no podrán ejercer el comercio ni tener cargo, ni intervención directa en compañías mercantiles o industriales:

"Las personas que sean inhabilitadas conforme a la Ley Concursal mientras no haya concluído el periodo de inhabilitación fijado en la sentencia."

5.1.3. Alimentos y bienes inembargables

En cualquier caso, a pesar de las restricción de la capacidad de obrar, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA