Aspectos éticos de los retos del empleo de las personas con discapacidad. La jubilación y el sentido de la pérdida

Autor:Javier de la Torre Díaz
Páginas:29-37
RESUMEN

Esta reflexión plantea, desde el punto de vista ético, el valor del trabajo como elemento de humanización, recuerda a algunos que fueron pioneros en la defensa del trabajo en el ámbito de la discapacidad intelectual, plantea el reto actual de la jubilación en la discapacidad intelectual y la necesidad de abordar el tema del sentido de las pérdidas al final de la vida en la persona con... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 29

Ver Nota1

1. Sentido y relevancia del trabajo Un deber ético de primer orden

Para Freud, la madurez tiene dos dimensiones que son el amor y el trabajo. Trabajar nos ayuda a construirnos como personas, a ser responsables. Para Maslow, la madurez implica tener el centro de interés fuera de uno mismo, supone estar centrado en la tarea, amar el trabajo como lugar de realización personal y de encuentro humano, como sentido por el cual vivir. El trabajo es algo más que una mera ocupación o una mera búsqueda de bienes para la su-

Page 30

pervivencia autónoma o una maldición bíblica. Trabajar es ser responsable, es ofrecer tus manos para crear un mundo más humano, es dejar una huella en la historia y en el mundo, es empujar el carro del progreso y aportar tu energía a la vida. "Trabajar es transformar algo haciéndome alguien".

Pero el trabajo puede vivirse de muy diferentes maneras: como realización o como maldición, como absurdo o como causa de sentido. Es famosa la parábola de los tres canteros en su agotador trabajo de tallar piedras. Al preguntarle al primero el sentido de su trabajo respondió con quejas de explotación, palabras de amargura y castigo, con lamentos de inevitabilidad. El segundo contestó con la frase bíblica "ganarás el pan con el sudor de tu frente" pues se mostraba orgulloso de que con su esfuerzo pudiera proporcionar a su familia una seguridad y una satisfacción de sus necesidades básicas. El tercero al ser preguntado respondió simplemente que "estaba construyendo una catedral". El trabajo era idéntico para los tres canteros pero sus vivencias emocionales eran bien diferentes.

Esta última actitud es la que el poeta J. Gibran recomienda al trabajador: "Trabajáis para ir al ritmo de la tierra y del alma de la tierra... Cuando trabajáis sois una flauta a través de cuyo corazón el murmullo de las horas se convierte en melodía... Siempre os han dicho que el trabajo es maldición, y el laboreo un infortunio. Más yo os digo que cuando trabajáis cumplís una parte del más remoto sueño de la tierra, una parte que os fue asignada a vosotros cuando el sueño nació. Y trabajando estáis amando en verdad a la vida. Y amar a la vida mediante el trabajo es estar en intimidad con el secreto más recóndito déla vida... Os han dicho también que la vida es oscuridad, y en medio de vuestro cansancio no hacéis sino repetir, como eco, lo que dijo el hastiado. Más yo os digo que en verdad la vida es oscuridad cuando no hay actividad ninguna. Que toda actividad es ciega cuando no hay conocimiento. Que todo conocimiento es vano cuando no hay trabajo".

Por eso es fundamental que no haya ningún hombre sin trabajo pero también que ningún trabajo deshaga al hombre y que todo trabajo sea para el hombre y lo humano. No se trata, por lo tanto, sólo de dar trabajo sino un trabajo que humanice porque le da sentido, valor, relaciones, desarrollo, competencia, etc.

2. Personas cercanas que fueron pioneros en la valoración y puesta en práctica del trabajo en la discapacidad intelectual

Este reto del trabajo en la discapacidad intelectual ha sido defendido y puesto en práctica por una serie de personas muy queridas por la Universi-

Page 31

dad P. Comillas que deseo recordar y que creo que debo recordar. Fueron en su tiempo, personas adelantadas a su tiempo.

Juan Pérez Marín y la Fundación PROMI fueron pioneros en la defensa del matrimonio entre personas discapacitadas, en la promoción de viviendas tuteladas para ellos, en la importancia del desarrollo de su afectividad-sexualidad, etc. En el ámbito laboral fueron pioneros en Andalucía. Ya en 1979 firmaron contratos laborales con personas discapacitadas intelectualmente. Empresas de fábrica de muebles, de madera tallada y policromada, de forja, de artesanía, de hostelería, de imprenta, de automoción (Buomo), un matadero de aves, ultracongelados (tortillas de patatas), huertos de caracoles han sido diversas iniciativas empresariales de PROMI en las cuales una gran parte de sus trabajadores fueron discapacitados (Buil y Pérez Marín, 2016; Pérez Marín, 2014). Por toda esa labor, Juan Pérez Marín fue investido Doctor Ho-noris causa por la Universidad Pontificia de Comillas el 21 de diciembre de 1998.

El segundo pionero de nuestro entorno es José Manuel Sánchez-Cervera. Este abogado laboralista dedicó gran parte de su trabajo al tema de la discapacidad. Participó en diversos seminarios de investigación. Poco antes de su prematura muerte, realizó el Máster de Bioética y realizó su trabajo fin de Máster sobre este tema que hoy reflexionan estas jornadas. Fue además asesor jurídico en FEAPs y publicó un libro importante: Los trabajadores discapacitados. Marco...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA