Artículo 84

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Consecuencias e la separación judicial

La separación judicial pone fin a una situación de hecho y deja abiertas las puertas para un eventual y futuro divorcio, pero también posibilita un retorno a la vida en común, deshaciendo lo hecho, para que el matrimonio se recupere de sus vicisitudes y la vida familiar transcurra otra vez por cauces normales; ello es posible mediante la reconciliación, que consiste simplemente en la voluntad de reunión de los cónyuges, y en llevarlo a efecto.

Efecto de la reconciliación

La consecuencia principal de la reconciliación es que hace cesar el procedimiento de separación en cualquier estado o instancia que se encuentre, como también los efectos de la sentencia que se hubiere dictado, se halle o no consentida o ejecutoriada, dado que la ley habla claramente de "Juez que entienda o haya entendido en el litigio". A él deben los cónyuges reconciliados poner en conocimiento su decisión de manera separada, para que tenga efecto respecto de terceros que con ellos contraten, adquiriendo la reconciliación de esta manera, fecha cierta. Es una comunicación necesaria para que el Juez determine si es o no preciso el mantenimiento de las medidas relativas a los hijos, que hubieran sido diseñadas durante el trámite de separación. En este estadio procesal ha de primar en la decisión, la voluntad del Juez y no la de los cónyuges, pues está en juego la seguridad y valoración del futuro de los hijos menores.

La L 15/2015, 2 jul ha introducido un texto para dar cabida a ciertos aspectos formales que esta misma ley lo hizo en algunos aspectos del tema de la separación. La cuestión en este caso se reduce a la separación que ha tenido lugar sin intervención judicial en la forma prevista en el art. 82, y cuya reconciliación ha de formalizarse en escritura pública o acta de manifestaciones, y además, como es natural, debe ser inscrita en el Registro Civil que corresponda según sea el domicilion de los cónyuges.

Jurisprudencia

Si separados los cónyuges se reanudara la vida en el mismo domicilio, sean cuales fueren las razones que a ello se debiere, automáticamente dejaría de existir la separación de hecho (AT Cáceres, S. 15 jun. 1982).

Para que la reconciliación produzca los efectos del art. 84 CC es menester que sea coincidente en ambos cónyuges y no se trate sólo de un mero intento de uno de ellos (AT Pamplona, S. 31 oct...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA