Artículo 552

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Limitación al dominio

Esta llamada servidumbre legal es una clara limitación al dominio que viene impuesta por la necesidad de posibilitar la coexistencia de predios colindantes. Aquí, de lo que se trata, es de mantener el curso normal de las aguas que descienden por cauces que no han sido determinados por la obra humana, e incluye la tierra y piedras que las aguas arrastren en su curso.

No están excluidas en la prohibición del párrafo final las obras que tengan por finalidad evitar perjuicios al fundo sirviente y encauzar las aguas por donde naturalmente discurren sin agravar la servidumbre.

Descenso natural de las aguas

Esta servidumbre de establecimiento inmediato o automático, se funda en la necesidad de imponer una regla de pacífica convivencia entre los dueños de los fundos colindantes, de maneras que ni el dueño del predio sirviente hará obras que dificulten el ejercicio del derecho real, ni el del dominante hará obras que agraven la servidumbre. Y ¿cuál es la pauta para determinar las conductas omisivas que indica la ley? Simplemente, la realidad fáctica existente entre los dos fundos sin intervención del hombre. Y ello implica, naturalmente, las obras realizadas en el propio fundo, o más allá de sus límites, siempre que produzcan efectos contrarios a los queridos por la ley, como sería el modificar el curso de las aguas que llegan a los fundos.

Normas imperativas

El art. 45 de la Ley de aguas dispone: "1. Los predios inferiores están sujetos a recibir las aguas que naturalmente y sin obra del hombre desciendan de los predios superiores, así como la tierra o piedra que arrastren en su curso. Ni el dueño del predio inferior puede hacer obras que impidan esta servidumbre, ni el del superior obras que la agraven".

Como se puede observar, el ap. 1 de este art. 45 LA es casi idéntico al art. 552 CC, con la salvedad que en la legislación especial se prácticamente se impide al dueño del fundo sirviente a realizar obras necesarias de canalización mediante las cuales se pueda cumplir con el mandato legal sin que los descendentes caudales salvajes arrasen los fundos inferiores.

Derecho del fundo sirviente

Pero no son todo penurias para el propietario del fundo sirviente, ya que el ap. 2 del mismo art. 45 LA, dispone: "2. Si las aguas fueran...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA