Artículo 361

Autor:Sergio Amadeo Gadea
Páginas:551-551
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 551

El que fabrique, importe, exporte, suministre, intermedie, comercialice, ofrezca o ponga en el mercado, o almacene con estas finalidades, medicamentos, incluidos los de uso humano y veterinario, asi como los medicamentos en investigación, que carezcan de la necesaria autorización exigida por la ley, o productos sanitarios que no dispongan de los documentos de conformidad exigidos por las disposiciones de carácter general, o que estuvieran deteriorados, caducados o incumplieran las exigencias técnicas relativas a su composición, estabilidad y eficacia, y con ello se genere un riesgo para la vida o la salud de las personas, será castigados con una pena de prisión de seis meses a tres años, multa de seis a doce meses e inhabilitación especial para profesión u oficio de seis meses a tres años.

Es indiferente para que la conducta típica tenga lugar que el sujeto activo sea responsable del deterioro o de que haya realizado materialmente comportamientos que determinen la inseguridad del medicamento. Es por tanto una conducta típica despachar medicamentos deteriorados o caducados, o que incumplan las exigencias técnicas relativas a su composición estabilidad y eficacia. El precepto comprende conductas relacionadas con los medicamentos de uso humano o veterinario con las particularidades que se describen en el tipo. De ahí que sea incuestionable que haya que relacionar todo este texto con la legislación extra penal administrativa (AAP MADRID, sección 17a, de 28 de julio de 2003). El artículo 361 CP requiere que se ponga en peligro la vida o la salud de las personas, configurándose como un delito de peligro concreto (STS de 4 de octubre de 1999), que por su naturaleza exige la necesidad de que se haya producido una situación real de peligro, que no se puede presumir ni deducir sin más como ligado en relación de causa a efecto de los elementos objetivos del tipo, sino precisa la demostración o prueba específica de que el peligro existió en la conducta o comportamiento concreto (STS de 20 de junio de 1989) (Por todas las citadas, AAP BARCELONA, sección 5a, de 6 de noviembre de 2000). Para determinar el concepto del mismo se ha de acudir a la Ley del Medicamento, que establece que serán medicamentos los de uso humano y de uso veterinario, elaborados industrialmente o en cuya fabricación intervenga un proceso industrial; las fórmulas magistrales; los preparados oficinales y los medicamentos especiales previstos en esta Ley. Tendrán el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA