Artículo 318

Autor:Tomás Ogayar Ayllón, José Manuel Lete del Río
RESUMEN

I. Publicidad de la emancipación.-II. Irrevocabilidad de la emancipación.

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. PUBLICIDAD DE LA EMANCIPACIÓN

    La emancipación debe inscribirse, antes se decía «anotarse», en el Registro civil. La rectificación obedece a la necesaria concordancia con la Ley y Reglamento de Registro civil, pues tanto el artículo 46 de la Ley como el 176, párrafo 1.°, del Reglamento hablaban de inscripción; que, como acto que afecta a la patria potestad, se inscribe al margen de la inscripción de nacimiento del hijo. Inscripción que no tiene carácter constitutivo.

    La emancipación inscrita produce efectos contra terceros. Por ello, la emancipación no inscrita, aunque válida y eficaz ínter partes, no produce efectos contra terceros de buena fe; pero, como dice Gordillo (1), la emancipación inscrita, aun cuando nula, funcionará como válida, a efectos patrimoniales, frente al tercero que, por obra de la publicidad, confía en su validez.

  2. IRREVOCABILIDAD DE LA EMANCIPACIÓN

    Cesa la emancipación, como es lógico, en el momento en que el menor emancipado alcanza la edad de dieciocho años.

    Pero, ¿antes de alcanzar el menor emancipado la mayoría de edad, puede cesar la emancipación?, ¿puede el emancipado volver a estar sometido a la patria potestad o a la tutela? No, no es posible, pues los efectos de la emancipación están estrictamente regulados por la ley, y no pueden ser modificados en todo ni en parte. La emancipación es un acto o negocio jurídico irrevocable. La emancipación tiene un carácter permanente e irrevocable porque este artículo establece taxativamente que, concedida la emancipación (hay que entender comprendido el beneficio de la mayor edad), no podrá ser revocada.

    Es irrevocable la emancipación voluntaria por declaración expresa de este artículo; la legal, porque subsisten sus causas, pues, como dice la doctrina, ni el mayor puede hacerse menor, ni el casado puede hacerse soltero, sólo en el caso de nulidad del matrimonio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA