Artículo 161

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

El menor acogido asume una situación muy peculiar entre la tutela y la guarda o simple custodia, y aunque sus derechos son amplísimos con relación al trato, educación, custodia y régimen de vida, mantiene con sus padres una relación viva, que por ello mismo, no tiene por qué perecer, ya que en definitiva el acogimiento constituye una etapa previa de la adopción. Así, pues, salvo que el acogimiento derive de una guarda en establecimiento público a causa de la privación de una patria potestad y sin que persona alguna pueda asumir la tutela, o que se trate de un menor abandonado, es la institución pública la encargada de custodiar al menor y darlo en acogimiento a una familia. Por esto, el legislador prevé el caso de que no resulte apropiado a los intereses del menor, que se continúe relacionando con sus padres biológicos, o bien con su tutor o demás personas con derecho a la comunicación con el menor, para suspender...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA