Artículo 145

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

Determinado en el artículo anterior el orden prelativo de la obligación de prestar alimentos, el legislador prevé que dentro de ese orden existan varias personas igualmente obligadas. No es el caso de los cónyuges, pero sí que puede serlo el de los ascendientes, descendientes o hermanos que en el número mayor a uno estén obligados a alimentar a causa de encontrarse en identidad de grado respecto del alimentista. En tal caso corresponde distribuir la obligación de modo equitativo entre ellos, pero no necesariamente en proporciones alícuotas, sino en proporciones adecuadas al patrimonio de cada obligado.

Solamente en caso de urgente necesidad podrá el Juez obligar a uno solo de los concurrentes a prestar provisionalmente los alimentos; y en tal caso le queda a salvo el derecho de repetir contra él o los otros alimentantes lo que hubiera pagado de más por ellos, una vez que recaiga sentencia firme en el proceso de alimentos definitivos. Esta reclamación de cantidad líquida debe ser hecha en proceso declarativo ordinario...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA