Artículo 131

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
La posesión de estado

La posesión de estado es un concepto de vieja estirpe y trabajado constantemente por la doctrina científica. Simplificándolo, se compone por los elementos clásicos: nomen, tractus y fama o reputatio, según lo tiene establecido el Tribunal Supremo en reiterada y constante jurisprudencia, entre las que pueden citarse las Ss. 7 nov 1961, 24 abr 1962 y 24 feb 1966. Estas circunstancias deben operar de modo reiterado y no consistir en actos aislados (TS 1ª, Ss. 27 dic 1944, 3 jul 1945 y 7 nov 1961); de suerte que esta posesión de estado se demuestre como una situación no interrumpida y reveladora de la libre voluntad del padre, o de su familia en su caso, de tener como hijo a quien ostentando esta posesión pretende el reconocimiento filial (TS 1ª, S. 4 abr 1962). Es de especial consideración el elemento del tracto que da el padre a su hijo y de su comportamiento consecuente que se revela en darle educación y cuidados (TS 1ª, S. 1 jun 1962). En todo caso, la posesión de estado constituye una cuestión de hecho sometida al juzgador de instancia (TS 1ª, Ss. 7 nov 1961, 4 abr 1962). No obstante, si su conclusión es errónea, puede ser combatida en casación (TS 1ª, S. 24 feb 1966).

Método legislativo

La legislación vigente hace referencia desnuda a la posesión de estado, sin otro aditamento ni explicación, lo que constituye un avance legislativo porque tales añadidos y condicionantes no tienen otra virtud que la de producir controversias de interpretación. La no exigencia de ningún requisito permite una interpretación más amplia en la apreciación de la posesión de estado por la jurisprudencia (ESPÍN), con la sola excepción de que sea constante.

La acción de reclamación de la filiación tiene dos cauces, según el demandado pueda o no basar su pretensión en la constante posesión de estado.

Jurisprudencia

Se requiere que los actos de posesión de estado sean de tal naturaleza que revelen, a la vez que el convencimiento de la paternidad, la voluntad ostensible y continuada de tener o tratar al hijo como tal en las relaciones de la vida social (TS 1ª, Ss. 5 jun 1906, 12 oct 1907, 16 jun 1917, 24 ene 1920, 2 mar 1929), no siendo posible confundir actos que puedan revelar más o menos, la presunción que abrigue una persona de su paternidad respecto del hijo no matrimonial, o de su convencimiento de tenerla (TS 1ª, Ss. 12 oct...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA